Israel retiene al equipo de kárate de ciegos de Gaza y detiene a su entrenador.

Una delegación del equipo paralímpico de kárate de Gaza, formada por dos adultos y cuatro menores, estuvo horas en un paso fronterizo israelí cuando salía a una competición.

El entrenador del grupo, Hassan al-Ra’i, fue detenido y no saben nada de él: la Unión Palestina de Kárate denuncia que se trata de una “detención arbitraria”.

Momen al-Beitar, de 16 años, ganó una medalla: “En la competición en Dubai me sentí solo, sin nadie a mi lado para decirme qué hay que hacer”.

Uno de los entrenamientos de kárate en Gaza de niñas, niños y jóvenes, ciegos y no ciegos. | Isabel Pérez, noviembre  2015.

Uno de los entrenamientos de kárate en Gaza de niñas, niños y jóvenes, ciegos y no ciegos. | Isabel Pérez, noviembre 2015.

Compartido por Jose Ramon Cantero Elvira.

Por Isabel Pérezeldiario.es.

El equipo paralímpico de kárate de personas ciegas y deficientes visuales de la franja de Gaza no tuvo la bienvenida que esperaba cuando, el pasado martes 12 de abril, volvió de su primera competición internacional en Dubai. En el paso fronterizo de Erez en territorio israelí los soldados los retuvieron durante horas. Finalmente, el único que no pudo volver a entrar a la franja fue su entrenador que quedó bajo detención.

Una salida de Gaza ‘normal’

Sorprendidos, tristes y con el temor de que su entrenador, Hassan al-Ra’i, termine en una cárcel israelí. Así se han quedado los chicos del equipo paralímpico de kárate para ciegos y deficientes visuales. La delegación, formada por el entrenador, su ayudante y los cuatro jóvenes gazatíes de entre 14 y 16 años que iban a competir y que tienen diversos niveles de deficiencia visual, previamente había obtenido permisos israelíes para poder salir de la franja vía Erez. Su plan era cruzar la parte de Israel que separa Gaza de Cisjordania, desde Cisjordania entrar a Jordania y volar a Dubai el 5 de abril.

Abdallah al-Ra’i es el ayudante del entrenador del equipo y una de las personas que conformaban la delegación que viajó a Dubai. Explica que la salida del equipo ocurrió dentro de la normalidad.

“El martes 5 de abril salimos de casa y llegamos a las 11 de la mañana a Erez en Beit Hanún, norte de la franja. Entregamos nuestros pasaportes y DNI a los israelíes y nos los devolvieron a todos menos al entrenador Hassan –cuenta Abdallah.– Tras cuatro horas esperando se lo devolvieron. Luego nos dirigimos al paso fronterizo en el Valle del Jordán para ir a Jordania. Los israelíes (que controlan también la salida de Cisjordania a Jordania) nos dejaron pasar a todos sin problemas, pero los jordanos no dejaron pasar al entrenador. Le dijeron que era de la Autoridad Palestina y que no tenía un papel que confirmara que está en vacaciones”.

El entrenador en uno de las clases de kárate para niños en Gaza. Noviembre 2015. | Isabel Pérez

El entrenador en uno de las clases de kárate para niños en Gaza. Noviembre 2015. | Isabel Pérez.

Ante la negativa de los jordanos, Hassan al-Ra’i decidió quedarse en Cisjordania hasta que el equipo volviera de Dubai.

“Estuvimos en Dubai cuatro días para el campeonato –continúa Abdallah–. Volamos a Jordania y al entrar a Cisjordania nos juntamos con el entrenador y nos fuimos a Erez todos juntos. Llegamos a las 8 de la tarde al paso fronterizo. Allí entregamos los pasaportes y DNI a los israelíes y estos nos los devolvieron a todos excepto al entrenador. Estuvimos esperando unas cinco horas y luego ellos pidieron que nos fuéramos todos a Gaza. Nos tuvimos que ir. No sabemos nada más del entrenador Hassan”.

Ibrahim Abu Shoqa, vicepresidente de la Unión Palestina de Kárate, denuncia que se trató de una “detención arbitraria” israelí. “Hemos informado a la Cruz Roja Internacional, al Comité Olímpico Internacional, a la Federación Mundial de Kárate y a la Unión Árabe de Kárate”, cuenta Abu Shoqa. “Pedimos a todas las organizaciones de derechos humanos, al Comité Olímpico y a la Federación Mundial de Kárate que intervengan para que liberen inmediatamente a Hassan al-Ra’i. Es una detención totalmente arbitraria. También exigimos que se haga justicia y se lleve a los israelíes responsables ante la justicia internacional”.

“Mi felicidad tras ganar una medalla se desvaneció”

Los jóvenes del equipo paralímpico de kárate están desolados. Momen al-Beitar, de 16 años, es el campeón del equipo. Logró obtener su primera medalla de bronce. “Durante la competición en Dubai me sentí solo, sin un maestro, sin nadie a mi lado para decirme qué hay que hacer”, detalla. “Gracias al entrenamiento del entrenador Hassan logramos salir adelante. Yo gané una medalla de bronce, pero no es lo mismo sin él”.

Momen asegura que a nunca olvidará las horas que estuvieron esperando a su entrenador en el paso de Erez, antes de volver a entrar a Gaza. “Esperamos desde las 8 de la tarde hasta la 01:30 de la madrugada” –relata el adolescente– “cuando se llevaron al entrenador, llegó una soldado y nos hizo preguntas sobre él. Eran preguntas abiertas sobre dónde había estado. Luego, dos soldados se acercaron y nos dijeron: ‘Vuestro entrenador se queda con nosotros. Vosotros tenéis que marcharos ya'”.

Tres de los competidores del equipo paralímpico de ciegos de Gaza, noviembre 2015.. En el centro, Momen al-Beitar, ganador de una medalla de bronce. | Isabel Pérez.

Tres de los competidores del equipo paralímpico de ciegos de Gaza, noviembre 2015.. En el centro, Momen al-Beitar, ganador de una medalla de bronce. | Isabel Pérez.

Los soldados no les dieron ninguna explicación y el equipo se vio obligado a continuar su camino de vuelta a casa. La alegría que Momen portaba con su medalla se esfumó. “No queríamos dejarlo ahí, pero los soldados nos gritaron, nos humillaron y nos dijeron que nos fuéramos. Al salir de ahí sentí que lo habíamos perdido. Mi felicidad después de ganar una medalla se desvaneció”, afirma el joven campeón.

El equipo paralímpico de ciegos y deficientes visuales de kárate en Gaza ha empezado una campaña para hacer público el arresto de su entrenador. “Al mundo entero les pedimos que hagan algo para que nuestro entrenador sea liberado. Que nos ayuden a realizar nuestros sueños. Queremos poder salir de Gaza y competir en cualquier parte del mundo. Yo quiero seguir representando Palestina, quiero seguir mejorando. Nosotros continuaremos entrenando a pesar de la detención del entrenador Hassan, a pesar de la ocupación israelí”, implora Momen.

Detenciones israelíes en el paso de Erez

Desde 1994, año en el que se levantó un muro de hormigón y una valla alrededor de la franja, Israel mantiene la restricción de la libertad de movimiento para los habitantes de Gaza. El encierro se hizo cada vez más intenso hasta que, en el año 2007 con la llegada de Hamas al poder, Israel estableció públicamente el conocido “bloqueo sobre Gaza”.

Israel solo permite la apertura de dos de los cinco pasos fronterizos que la franja de Gaza mantiene con los territorios israelíes: el paso de Kerem Shalom y el paso de Erez. El primero sirve para entrada de bienes y material, el segundo, para la circulación de personas tras obtener previa coordinación con la seguridad israelí. Desde 2013, los palestinos de la franja se ven obligados a intentar salir vía Israel debido al cierre de la frontera egipcia.

En marzo de este año 2016, Fadi Nimr Asharif, futbolista del Club al-Hilal de Gaza, fue arrestado en Erez cuando se disponía a cruzar para recibir tratamiento médico en Jerusalén. El centro al-Mezan de Derechos Humanos denunció los obstáculos impuestos por Israel que impiden “la libre circulación de los atletas en el territorio palestino ocupado y en el extranjero y la constante detención de los atletas”. Ya en septiembre de 2015, el centro había notificado el aumento de arrestos de palestinos que se estaban llevando a cabo en Erez.

Recientemente, el maratón organizado en Belén, Cisjordania, con participantes de varias nacionalidades, no pudo contar con la participación de más de 100 atletas de la franja de Gaza que habían presentado sus solicitudes para cruzar Erez. Paradójicamente, el maratón tiene como objetivo sacar a la luz la negación que bajo ocupación israelí sufre la población palestina al derecho de circulación como derecho básico humano conforme el artículo 13 de la Carta de Derechos Humanos de la ONU.

Las organizaciones de derechos humanos palestinas llevan años denunciando las detenciones, no solo de deportistas, también de enfermos o sus acompañantes, estudiantes, hombres de negocio e incluso trabajadores de organismos internacionales. En septiembre de 2015 un trabajador palestino del PNUD, organismo de la ONU, fue detenido en Erez; tres meses después correría la misma suerte un palestino miembro de la Media Luna Roja, organización del Movimiento Internacional de la Cruz Roja.

Fuente: http://www.eldiario.es/desalambre/Israel-retiene-Gaza-detiene-entrenador_0_505700314.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s