El Paratriatlón Español, a por todas en los Juegos Paralimpicos de Río 2016.

JJOO Para

Compartido por Rakel Mateo Uriarte.

Publicado por 

Los Juegos Olímpicos de Río han pasado ya a la historia pero aún nos quedan los Juegos Paralímpicos, que prometen y mucho. Os contamos qué paratriatletas nos representarán en Brasil del 7 al 18 de septiembre.

Categoría PT2 (H)

PT2

Lionel Morales: El deportista de Lanzarote competirá en los Juegos y llegará en muy buen estado de forma tras sus buenos resultados esta temporada. Ha sido campeón de España y del Mundo de Duatlón y 4º clasificado en el Campeonato de Europa de Paratriatlón. Y además acumula buenos resultados en las Series Mundiales de Paratriatlón.

¿Cuándo le vemos en Río? 

Su prueba será el día 10 a las 10:03h.

¿Cómo seguirle?

En Twitter @Lionelmg.

Categoría PT4 (H)

PT4

Jairo Ruiz: Este almeriense se ha proclamado este año campeón del mundo de Duatlón en Avilés, además de ser subcampeón de Europa en Lisboa y tercero en el Campeonato del Mundo de Paratriatlón en Rotterdam.

¿Cuándo le vemos en Río?

Su prueba será el día 10 a las 10h.

¿Cómo seguirle?

En Twitter @jairoruizTri.

Categoría PT2 (M)

PT2 M

Rakel Mateo: La vizcaína no ha conseguido subirse al podio este año en las grandes competiciones donde ha corrido pero igualmente ha estado cerca de los primeros puestos. Dentro de las Series Mundiales, fue 5º en Sudáfrica y 4º en Águilas mientras que en el Campeonato de Europa de Lisboa fue 5º y en el Campeonato del Mundo de Rotterdam, 7º.

¿Cuándo le vemos en Río? 

Su prueba será el día 11 a las 10:03h.

¿Cómo seguirle?

En Twitter @RakelMateo13.

Categoría PT5 (M)

PT5

Susana Rodríguez: La viguesa, que acumula un formidable palmarés, asistirá a Río con nueva guía, la murciana Maribel Gallardo. Campeona del mundo y de Europa de triatlón y duatlón, este año quedó campeona del mundo de duatlón así como tercera de Europa de triatlón en Lisboa.

¿Cuándo le vemos en Río? 

Su prueba será el día 11 a las 11:20h.

¿Cómo seguirle?

En Twitter @SuRGAcio.

Y para seguir bien los Juegos, no te pierdas la GUÍA que elaboramos en su día para entender todas las categorías.

Fuente: http://triatletasenred.com/actualidad/confirmados-los-paratriatletas-espanoles-para-los-juegos-de-rio/

Anuncios

Victor Hugo Garrido renació después de perder su pierna izquierda.

El múltiple campeón mundial de paraciclismo de ruta se entrena para los Juegos Paralímpicos. Entrena en Quito.

Víctor Hugo Garrido entrena en el velódromo José Luis Recalde y en carreteras de la capital. Llegó el 9 de agosto y partirá a Río el 5 de septiembre. Lo único que le falta es ganar una presea paralímpica.

Víctor Hugo Garrido entrena en el velódromo José Luis Recalde y en carreteras de la capital. Llegó el 9 de agosto y partirá a Río el 5 de septiembre. Lo único que le falta es ganar una presa paralímpica.

Compartido por Carlos Rizki.

Publicado por Redacción Fanático.

Llegar a casa con una rosa entre los dientes todos los días y entregársela a su esposa puede ser repetitivo, pero para Víctor Hugo Garrido Márquez es como respirar; no se sentiría vivo si no lo hiciera. Y es que el múltiple campeón mundial considera más lindo celebrar a diario la resurrección, que una vez al año su cumpleaños.

Resurrección, sí, porque se salvó de morir en un accidente de tránsito y, tras perder la pierna izquierda por amputación, tuvo que renacer y adaptarse a una nueva vida. Nada resultó fácil.

Mientras se saca la prótesis y se equipa con el objetivo de entrenar en el velódromo José Luis Recalde de Quito, el venezolano sonríe al recordar que no habría ganado tres títulos mundiales en ciclismo de ruta adaptado si no lo hubieran despedido de la escuela Coronel Antonio Rangel de su natal Tovar (Mérida), donde se desempeñaba como maestro sustituto.

– Ya no lo necesitamos. Tenemos otro profesor alterno. Usted no podría trabajar bien caminando en las aulas con muletas.

– ¿Cómo? Si no se educa con los pies, se enseña con la inteligencia.

– No insista, retírese por favor.

Las palabras del director del establecimiento se clavaron en lo más profundo de Víctor Hugo; se dio cuenta de que su limitación física no era el principal impedimento en su camino a la superación, pesaban más los prejuicios sociales.

Lo han llamado cojo, mocho, inválido… aunque es peor reparar que hay quienes creen que a los individuos como él se les da empleo, atención médica o seguridad social por solidaridad, no porque sean sujetos productivos.

Adquirida su discapacidad a causa de una mala práctica médica en 1989, cuando tenía 23 años, Víctor residió con sus padres hasta 1992, año en que decidió emigrar a Caracas. Los 3 primeros días en la gran ciudad los pasó deambulando, durmiendo en la terminal del metro. Al tercer día, mientras pasaba por la sede de la Alcaldía, alrededor de 50 exponentes de deportes adaptados protestaban encadenados a los pies del Cabildo.

Pedían que se les permitiera laborar como comerciantes autónomos; algunos vendían perfumes, otros calcetines, pantalones… Al identificarse con su causa, Víctor también se encadenó. La medida sirvió, lograron los permisos, pero aquello no era lo que Víctor buscaba. La circunstancia le hizo reflexionar; así no se debía tratar a los atletas paralímpicos.

El siguiente paso era pelear por una normativa que proteja a las personas con discapacidad. En 1994, colectivos consiguieron que un proyecto de ley ingrese a la función legislativa, aprobándose en 1995. En 1996, Víctor Hugo y sus compañeros acordaron recorrer el país con el objetivo de divulgar la Ley para la Integración de Personas Incapacitadas.

Es en ese contexto que Garrido conoció a quien sería su futura esposa: María Eugenia Rodríguez, hija de Armando Rodríguez, entrenador de ciclismo. Ella, comunicadora de profesión, trabajaba en el Instituto Nacional de Deportes y realizaba la cobertura de una media maratón en la que participó el tovareño en 1994. Ese constituyó el inicio de la faceta ciclística de Garrido, quien en 1991 arrancó su carrera deportiva participando con muletas en pruebas pedestres.

– Voy a viajar en muletas por la nación. La intención es que autoridades y habitantes de todas partes conozcan nuestra ley.

– No lo hagas con muletas, hazlo en bicicleta. Le diré a mi padre que te facilite una.

Si alguien se conmovió con los ideales de Víctor fue la ex Miss Universo Irene Sáez, alcaldesa de Chacao, uno de los 5 municipios que componen el área metropolitana de Caracas. La política le permitió ir a EE.UU. e implantarse una prótesis para atletismo. Garrido se radicó y laboró en Miami entre 1996 y 2000, aprendiendo cada vez más de una cultura distinta a la latinoamericana.

Una de las cosas que más le impactaron fue dar con un hospital para animales. Cierto día, mientras retornaba de su práctica, halló un ave cuya especie no reconoció. Al trasladarla al sanatorio, miró que aves sin alas, sin patas, sin ojos, recibían atención hasta recuperarse y después puestas en adopción. Hasta los animales con discapacidad merecían otra oportunidad.

Lastimosamente, la cría no sobrevivió, mas el consuelo de Garrido llegaría a los pocos días cuando salvó en la playa a un pichón de paloma. ‘Irene Sáez’, como bautizó a la mascota, se transformó en su compañera; la liberó 3 años después.

En ese lapso, cuando vacacionaba en Tovar, aprovechó la visita del entonces candidato a la presidencia de Venezuela, Hugo Chávez, a quien le entregó la Ley para la Integración de Personas Incapacitadas. El socialista le aseguró que mejoraría aquellas reglas, promesa que cumplió al llegar al poder.

El ‘comandante’, según Víctor, le devolvió la dignidad al ciudadano con discapacidad a través de la Ley para la Integración de Personas con Discapacidad y el Consejo Nacional para la Integración de Personas con Discapacidad en Venezuela, además de abrir las oficinas de atención personalizada.

María Eugenia narra que, aunque un poco gruñón, su amado es un excelente ser humano, un hombre que no se da por vencido hasta concretar sus metas. Campeón del planeta en 2009, 2010, 2013 y 2016, Garrido desea colgarse una de las preseas de los Juegos Paralímpicos Río de Janeiro 2016. Ese es el galardón que le hace falta.

Desde hace una década se establecieron en Bilbao, donde Víctor Hugo se desempeña como cónsul de segunda  clase en el Consulado de Venezuela. Garrido tiene 2 hijos: César Alexander, de 25 años, y Víctor Alejandro, de 24; ambos se dedican a la alta cocina.

Pascual Orengo, adiestrador del pedalista, explica que en Quito se realiza una base de entrenamiento en altura. El propósito es subir al podio en la tierra de la samba, en donde el ‘vinotinto’ es uno de los favoritos. (I)

Datos Víctor

Hugo Garrido entrena en el velódromo José Luis Recalde y en carreteras de la capital. Llegó el 9 de agosto y partirá a Río el 5 de septiembre. Lo único que le falta es ganar una presea paralímpica.

Víctor Hugo Garrido Márquez nació en Tovar (Mérida), el 21 de octubre de 1966; es el segundo de los 5 hijos que procrearon María Esther Márquez y Agustín Garrido.

El padre del ciclista es español, razón por la cual Garrido Márquez tiene doble nacionalidad. Doña María era profesora y don Agustín mecánico de maquinaria pesada a diésel.

Garrido se graduó de director deportivo en la Escuela de Alto Rendimiento del País Vasco. Ha practicado atletismo, duatlón, triatlón y ciclismo. Estuvo en ciclismo en las Paralimpiadas 2000, 2004, 2008 y 2012.

En 1989 sufrió un choque en moto. En el hospital, por mala práctica, la pierna izquierda se gangrenó y se la amputaron.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/otros-deportes/26/garrido-renacio-luego-de-perder-la-pierna-izquierda
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

No existen barreras cuando la voluntad es de hierro.

Pádel en silla de ruedas en Almussafes. La localidad ha acogido su primer torneo de esta disciplina, impulsado por su vecino Alejandro López, que tras quedar tetrapléjico en un accidente decidió superarse.

No existen barreras cuando la voluntad es de hierro

No existen barreras cuando la voluntad es de hierro.

Compartido por Use MartinezCocemfe Comunidad Valenciana y Padel en silla Valencia

Publicado por Carles Senso Alzira.

El artífice del nacimiento de este torneo en la localidad es el almussafense Alejandro López Trapero. Sin duda, la suya es una auténtica historia de superación. El 25 de febrero de 2007, un accidente de moto le dejó parapléjico. Pero lejos de rendirse, y animado por Luis Peinado, deportista y miembro de la Federación de Deportes Adaptados de la Comunitat Valenciana, se lanzó a la aventura de la natación, de la que tuvo que apartarse hace cuatro años debido a una lesión de hombro.

Hace poco más de un año, Peinado lo convenció para que empezara a practicar el pádel adaptado y los resultados obtenidos hasta el momento han sido muy satisfactorios. Empezó entrenando en Vara de Quart y ya en su primer año de incursión en este deporte consiguió dos autonómicos. Justo la semana pasada alcanzó el segundo puesto absoluto en el autonómico y actualmente es el 28 en el ranking nacional. En estos momentos, él y algunos compañeros están en trámites de creación de una asociación denominada «Pádel en Silla Valencia», que tendrá su sede en las pistas que Pádel City de Massanassa les cede para el desarrollo de su actividad. Mientras, se ha propuesto seguir difundiendo al máximo este deporte en su entorno y la llegada de este torneo a su localidad natal es una buena prueba de su compromiso.

La localidad de Almussafes cuenta con una gran tradición tenística a sus espaldas gracias a la celebración del Campeonato de España de Tenis en Silla de Ruedas en las instalaciones deportivas municipales, acontecimiento organizado por el Club de Tenis que la localidad ha acogido de manera ininterrumpida durante los últimos dieciocho años.

Ahora, en 2016, llega hasta las pistas situadas en la avenida de la Foia, justo enfrente del Instituto de Educación Secundaria, el I Torneo de Pádel en Silla de Ruedas. Se trata de un acontecimiento que nuevamente combinará deporte con superación personal.

Las pistas de tenis y pádel situadas en la avenida de la Foia de Almussafes acogieron con éxito el I Trofeo de Pádel en Silla de Ruedas celebrado en la localidad. Los valencianos Christopher Triviño y Luis Peinado se alzaron con la victoria en el cuadro A en un ajustado partido de más de dos horas de duración en el que finalmente lograron imponerse a sus rivales por 6-3, 3-6 y 6-7. Frente a ellos tenían a Óscar Agea, número dos en el ranking nacional, y al propio Alejandro López Trapero.

En el cuadro B, el de consolación, el triunfo fue para Germán García y Juanan López, ambos valencianos, tras el abandono del equipo contrario como consecuencia de un golpe de calor propiciado por las altas temperaturas registradas en la pista durante el fin de semana.

Alejandro López Trapero asegura que ya se está trabajando para dar continuidad a este campeonato para convertirlo de cara al año que viene en una prueba puntuable para el ranking de España.

Fuente: http://www.levante-emv.com/ribera/2016/08/28/existen-barreras-voluntad-hierro/1460395.html?platform=hootsuite

Alberto Abarza: La historia de un hombre que lucha contra una dura discapacidad que no podrá derrotar.

Resultado de imagen de La historia de un hombre que lucha contra una dura discapacidad que no podrá derrotar.

Compartido por Fuerza Paralimpica.

Publicado por ellibero.cl.

Alberto Abarza tiene 30 años, es padre de una niña de cinco años, practica natación hace algún tiempo y trabaja en un banco. Hasta ahí su vida parece común y corriente.

Pero este hombre lucha día a día contra una enfermedad que lamentablemente no podrá derrotar. Cuando tenía dos años los doctores descubrieron que padecía el síndrome Charcot-Marie-Tooth. “Es una enfermedad que te va debilitando la fuerza del cuerpo día a día. Se va desarrollando poco a poco hasta llegar a una silla de ruedas y ahora lo que me queda es quedar en cama. Además, también afecta la parte respiratoria”, cuenta a “El Líbero“.

Al percatarse que padecía esta enfermedad, Alberto debió enfrentar una profunda depresión. Sin embargo, encontró en la natación una fórmula para ir deteniéndola y que su avance no fuera tan rápido.

Hoy en día se levanta de lunes a sábado a las 04.30 am. y entrena en doble jornada. A tal punto ha llegado su dedicación, esfuerzo y excelencia; que será el único hombre que viajará a competir en esta disciplina a los Juegos Paralímpicos Río 2016.

Pero la natación no es lo único que mantiene a Alberto activo.

Cuando descubrieron que tenía el síndrome Charcot-Marie-Tooth, rápidamente ingresó a la Teletón. Ese lugar fue su segundo hogar hasta los 18 años; no obstante, siempre se ha mantenido ligado. “Es como cuando te vas de la casa de tu mamá, uno siempre va de visita”, relata.

Gracias a la institución, a sus 25 años a través de un programa que ofrece Teletón, ingresó a trabajar al banco Bci. Esta oportunidad sorprendió a Alberto, pues según él “cuesta mucho encontrar trabajo para una persona con capacidades diferentes. Siempre está el prejuicio de la licencia, de que ‘vamos a tener que darle permiso para que esta persona pueda salir, entonces no nos va a rendir’, etc. De ser un beneficio, pasar a ser un cacho”.

Actualmente se desempeña como asistente de inversiones y colaboradores del Bci. “Yo llegué al banco semi caminando, caminaba medio día y el resto en silla de ruedas. Tenía una silla de ruedas que pesaba alrededor de 20 kilos y cuando ellos me vieron que me costaba mucho andar en ella, me regalaron una silla genial de aluminio. Me dieron una herramienta para poder llevar mi vida más tranquila”, comenta.

De hecho, la enfermedad con la que convive Alberto lo ha llevado a no poder teclear bien en el computador. Al darse cuenta de esto, en el banco decidieron cambiarlo de área. Y no sólo eso, también lo han apoyado en lo deportivo: “ellos creyeron en mí desde mucho antes que empezara en la natación”.

Es que el joven, al igual que otras 50 personas más, son parte del programa Bci Sin Límites, que consiste en fomentar la inclusión laboral para personas tanto con discapacidad física y visual. De hecho, esta iniciativa fue una de las principales razones para que la empresa obtuviese este año el primer lugar del Ranking de Sustentabilidad Empresarial PROhumana.

A pesar de que Alberto nunca ha trabajado en otro lugar, según él no necesita irse para valorar todo lo que le han entregado. Y aunque él sabe que su discapacidad “en algún momento me va a dejar en cama, me lo tomo de la mejor manera. Yo estoy viviendo el ahora”.

Fuente: http://ellibero.cl/actualidad/video-la-historia-de-un-hombre-que-lucha-contra-una-dura-discapacidad-que-no-podra-derrotar/

I Clinic Internacional PowerChair Fútbol en Silla de Ruedas Electricas. Francia – España.

WhatsApp Image 2016-08-29 at 11.33.26

Publicado por Futbol Silla de Ruedas Eléctrica – POWER CHAIR.

Los próximos días 02-03 y 04 de Septiembre tendremos el gusto de poder disfrutar del I Clinic internacional Powerchair en España, y concretamente en las ciudades de  la provincia de Alicante Callosa de Segura y Orihuela.

Con la ayuda de la EPFA (Federación Europea del PowerChair) un equipo francés nos visitará para ayudarnos a seguir y a crecer como club. Se trata de los Grizzlys de Limoges, gran equipo que este año ha subido a la Primera División Francesa.. Todo un lujo para poder disfrutar en directo del PowerChair. También contaremos con un invitado de lujo Samuel Grau, vecino de Callosa de Segura pero que actualmente vive en Montpellier y practica este deporte. Junto a el, los Grizzlys aportarán su savoir faire a los Furia.

Samuel Grau.

Se trata de un intercambio de experiencias entre un club consolidado como Los Grizzlys de Limoges con una trayectoria profesional marcada y el club Furia que acaba de empezar su andadura, lo que permitirá el crecimiento de los jugadores tanto a nivel deportivo como a nivel personal.

Grizzlys de Limoges.

Club de Deportes Adaptados Furia.

Todos quedan invitados a dicho evento. Se ha organizado de la siguiente manera:

VIERNES 02 DE SEPTIEMBRE:

Rueda de prensa en Diputación de Alicante con los equipos participantes a las 17.00

SÁBADO 03 DE SEPTIEMBRE:

De 10:00h a 17:00h en el Pabellón Municipal de Callosa de Segura (junto a los colegios de la Paz y San Roque), se dará comienzo al evento en el que podrán ver entrenamiento profesional, partidos amistosos y sobretodo poder conocer a grandes jugadores!

Habrán 2 partes, por la mañana sesión sobre reglamento y entrenamiento profesional y seguidamente después de una pausa para comer partidos combinados entre ambos clubes.

DOMINGO 04 DE SEPTIEMBRE:

De 10:00h a 12:00h en el Pabellón Municipal Bernardo Ruiz de Orihuela, partido de exhibición.

Cualquier niño/a que quiera probar y participar será bienvenido/a. Solo tiene que ir con su silla de ruedas eléctrica.

Este evento ha sido posible gracias a los Ayuntamientos de Callosa de Segura y Orihuela (Concejalías de deporte) así como el equipo de Santara Resort de Santa Pola, Marisa Gayo Madero y a muchas personas anónimas que han querido ayudarnos de manera benévola. A todos ellos, gracias.

Es importante destacar y apoyar este tipo de eventos deportivos minoritarios para conseguir la igualdad de oportunidades.

De los Juegos Paralímpicos de Río a la Eutanasia: La Última Carrera de Marieke Vervoort.

La atleta belga se despedirá del deporte en los Paralímpicos de Río y ya ha firmado los papeles para someterse a la eutanasia.

La atleta paralímpica Marieke Vervoort en su casa de Diest (Bélgica). DELMI ÁLVAREZ

Publicado por Álvaro Sánchez.

Marieke Vervoort cumplió 37 años hace tres meses, pero ya sabe dónde quiere que lancen sus cenizas cuando muera. Tiene un rostro juvenil, el cabello corto y rubio y la risa fácil. Tiene dos medallas olímpicas, un perro llamado Zen del que apenas se separa y una figura de un Buda que le inspira paz. También la mitad inferior del cuerpo paralizado, una visión reducida al 20%, dolores que le impiden dormir durante largas noches y un papel con su firma que autoriza a un médico a ponerle una inyección para acabar con su vida cuando lo desee. Pero eso aún es cuestión de unos años. Su cuerpo dirá cuántos. Antes tiene una misión para la que se prepara concienzudamente seis días a la semana: quiere volver a colgarse una medalla en los Juegos Paralímpicos de Río representando a su país, Bélgica.

Marieke llega a la pista de atletismo en un coche decorado con una gigantesca foto suya del momento en que se proclamó campeona olímpica de los 100 metros lisos en los Juegos de Londres 2012. La imagen la muestra con la boca abierta en un emocionado grito, el brazo extendido victorioso y la frente arrugada anticipando lágrimas. Un matrimonio amigo la lleva tres días a la semana hasta Lovaina, 30 kilómetros al oeste de donde vive, porque aunque cerca de su casa en Diest hay otra instalación, es allí donde la espera su entrenador.

Gafas de sol y cronómetro al cuello, Rudi Voels, de 52 años, está habituado a mandar sobre el tartán. Es uno de los técnicos más reputados de Bélgica y sabe lo que es ganar una medalla olímpica como responsable del equipo de relevos en Pekín 2008. Marieke es la única atleta paralímpica a la que prepara. “Nunca quiere perderse un entreno. A veces viene con mucho dolor y la obligo a irse a casa”. Mientras su pupila se alista para empezar, dirige las pausas y arrancadas de varios velocistas en uno de los solitarios días de calor del verano belga. “El miércoles pasado entrenamos con tormenta”, contrapone Marieke antes de comenzar. Eddy Peeters, el amigo que le hace de chófer y que en cada entreno se convierte también en su fotógrafo, la levanta de su silla de ruedas y la sienta en la de competición, la máquina de dos ruedas traseras y una delantera que deberá hacer girar más rápido que el resto para subir al podio olímpico. “Believe you can” —”Confía en que puedes”— se lee en una inscripción en la parte de atrás.

Ya ha decidido que los Juegos serán su último reto deportivo. La enfermedad degenerativa que padece dificulta cada vez más su recuperación y hay noches después de una carrera en las que apenas duerme. Tras más de una década compitiendo prefiere disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Las comidas con las amigas. Las conversaciones en el jardín de casa. Antes de su retirada estará en la línea de salida de Río en los 100 y los 400 metros, dos distancias explosivas, sin tregua, para las que se prepara encadenando una serie tras otra. En ambas pruebas se verá las caras con su gran rival, la canadiense Michelle Stilwell, con la que se repartió oro y plata en Londres en una tensa pugna.

Marieke Vervoort entrenando para los Juegos de Río en la pista de Lovaina, la semana pasada.

Marieke Vervoort entrenando para los Juegos de Río en la pista de Lovaina, la semana pasada.

Primero ensaya las salidas con repeticiones cortas de apenas 30 metros. Luego las amplía hasta los 200 entre los gritos de ánimo de su entrenador. Al acabar cada esfuerzo, ambos comentan brevemente sensaciones y detalles a mejorar. Mediada la sesión, Peeters le acerca un puñado de frutos secos para reponer fuerzas y Zen aprovecha la pausa, corre hacia la pista y se le abalanza juguetón. Ella agradece su presencia acariciándolo unos segundos y retoma rauda la actividad. En un momento una punzada de dolor aparece y pide que la desenganchen de la silla para enderezar el tronco. Se recupera y vuelve a la carga. “Estúpidos dolores”, se queja tras la décima serie. “¿Conoces a alguien que necesite morfina para entrenar?”.

Una hora después el ejercicio termina. Conversa con el técnico en flamenco, el idioma de ambos, y este se inclina para despedirla con un beso en la mejilla. Marieke se marcha 12 días a una concentración en Lanzarote para preparar los Juegos y quizá no vuelvan a verse hasta después de Río. Como complemento al entrenamiento en la pista dedica tres días a la semana al gimnasio. “¡Aquí mucho y aquí nada!”, bromea entre risas sacando músculo y moviendo la mano del bíceps al pecho.

En su casa, en la que vive sola con su perro Zen, la pared del salón es un cúmulo de fotografías de sus victorias. Horas antes de su marcha a Canarias, su padre corta el césped del jardín, la maleta está a medio hacer y sobre la mesa una hoja escrita a mano recoge una lista de casi una veintena de medicamentos bajo la inscripción “para Río”. También ella se somete al examen de las autoridades antidopaje. Hace un par de semanas un control la despertó a las seis de la mañana, y fármacos como la morfina solo puede tomarlos bajo expresa autorización médica. Cuatro veces al día, una enfermera la visita, vigila su salud, la acompaña al baño y la ayuda a cambiarse de ropa. En caso de ataque epiléptico o dolor insoportable solo tiene que pulsar un botón para que alguien acuda a ayudarla a cualquier hora.

Su vida no siempre fue así. Todo empezó con una dolorosa inflamación en un pie a los 14 años. Problemas que se extienden a las rodillas. A los 20 ya depende de una silla de ruedas y decide abandonar sus estudios. Quería enseñar. Ser profesora de guardería. En medio, operaciones sin resultado y la angustia del que ve como su cuerpo pierde facultades sin saber lo que tiene. El incierto diagnóstico habla de una enfermedad degenerativa incurable. Antes de eso, era una niña activa. “Siempre quería jugar con los chicos y subir a los árboles”, recuerda Joseph, su padre, que vivió junto a ella el peregrinaje de hospital en hospital en busca de respuestas. El deporte era en sus primeros años una actividad cotidiana en la piscina, sobre las dos ruedas de una bicicleta o en combates de jiu-jitsu, donde llegó a cinturón marrón. La pérdida de movilidad en el tren inferior aceleró su dedicación empezando por el baloncesto en silla de ruedas y el triatlón hasta llegar al atletismo. Las medallas de Londres, su momento cumbre. “Fue muy especial verlo y poder decir: ¡es mi hija!”, afirma Joseph, que estuvo entre el público y repetirá en la grada en Río.

Marieke con su perro Zen en el salón de su casa poco antes de partir a Lanzarote.
Marieke con su perro Zen en el salón de su casa poco antes de partir a Lanzarote. DELMI ÁLVAREZ.

Liliane Christiaens, ya jubilada, le regaló a su marido —Peeters, el hombre que ejerce de chófer, ayudante y fotógrafo— el libro que Marieke publicó sobre su experiencia vital y como deportista. Después lo leyó ella. Un día, hace tres años, se acercaron a saludarla al acabar una competición y le pidieron que se lo firmara. La amistad floreció con naturalidad. “Siempre decimos que hay dos Mariekes”, explica. “Una que está feliz haciendo deporte y rodeada de gente y otra que sufre en casa”. Como las hormigas recolectan alimento para el invierno, Christiaens colecciona recuerdos para cuando la voz de su amiga deje de estar disponible al otro lado del teléfono y ya no sea necesario llevarla a entrenar. “Hemos compartido muchos momentos. Y estamos guardándolos en la memoria para que nos ayuden cuando se vaya”.

Todos aceptan su decisión. Nadie trata de convencerla de que cambie de idea. Bélgica es el país del mundo con las leyes sobre eutanasia más permisivas. Cinco personas deciden morir allí cada día por este método e incluso los menores de edad pueden acabar con su vida si cuentan con el consentimiento de sus padres y un informe psiquiátrico que lo avale. Eso no significa que sea un rápido trámite administrativo. Para poder estampar su rúbrica en el documento que protege su derecho a morir, Marieke tuvo que convencer a un psiquiatra de que su decisión no respondía a un estado de ánimo puntual y probar a tres médicos diferentes que los dolores son tan intensos que no puede vivir con ellos y no hay ninguna esperanza de mejorar.

La certitud de poder elegir el momento del adiós ha sido un estímulo para seguir su vida sin la inquietud de pensar en el suicidio. Antes de lograr la autorización para la eutanasia en su cabeza solo estaba el final. El doloroso proceso que tendría que atravesar hasta la muerte. Ahora es diferente. “Cuando quiera puedo coger mis papeles y decir ¡es suficiente! Quiero morir. Me da tranquilidad cuando tengo mucho dolor. No quiero vivir como un vegetal”. El miedo no ha desaparecido del todo. Se asusta cuando el diafragma le duele, no puede respirar y los labios adquieren un tono azulado. Entonces marca un número de teléfono y una amiga le hace compañía. Si es más grave, pulsa el botón que avisa a una enfermera. “La gente siempre me ve sonriendo y haciendo deporte, pero no ve lo que pasa cuando estoy en casa”. De nuevo las dos Mariekes.

Para el momento final debe decidir si quiere estar sola o acompañada en el instante en que un médico le coloque la inyección. “Te duermes lentamente y no te vuelves a despertar nunca”, describe. No aguarda nada más allá. No es creyente. No después de lo que ha pasado. Tiene todo planeado. Espera que sus padres y dos amigos tengan fuerzas para estar junto a la camilla. Ha dejado una carta para que la lean cuando su corazón deje de latir y quiere una celebración alegre, con músicos. Luego desea ser incinerada. “Quiero que lancen mis cenizas en Lanzarote, donde la lava se une con el mar. Un lugar que me transmite paz y tranquilidad. Quiero terminar allí”.

Fuente: http://deportes.elpais.com/deportes/2016/08/15/actualidad/1471268175_363552.html

Polémica por una fotografía que promociona los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

La campaña “Somos todos paralímpicos” de Vogue ha sido fuertemente criticada en redes sociales.

A los actores Paulo Vilhena y Cleo Pires se les eliminó digitalmente una de las partes del cuerpo para la portada de Vogue.

Compartido por Hernando Ayala Melgarejo.

Publicado por Elespectador.com.

La edición brasileña de la revista Vogue lanzó una campaña para difundir los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, previstos para septiembre, y para ello eliminó digitalmente una de las partes del cuerpo de dos actores, lo que ha levantado la polémicas en las redes sociales.

La campaña “Somos todos paralímpicos”, protagonizada por los actores Cleo Pires y Paulo Vilhena, busca aumentar la visibilidad de los “Deportistas Paralímpicos” y destacar su importancia para el deporte nacional, pero su lanzamiento ha dividido la opinión de los internautas.

En la campaña, Vilhena aparece en bañador y su pierna ha sido digitalmente sustituida por una prótesis, mientras que Cleo Pires es retratada sin uno de sus brazos, el cual ha sido desmembrado mediante el uso de herramientas de manipulación de imagen.

Según Vogue, los actores, quienes son Embajadores del Comité Paralímpico Brasileño, representan a losatletas Bruna Alexandre, jugadora de tenis de mesa, y Renato Leite, de voleibol sentado.

https://www.instagram.com/p/BJgwcURgXLH/embed/captioned/?v=7

 

“En vez de mutilar digitalmente a los artistas, ¿Por qué no aprovecháis en la campaña atletas que realmente sufren alguna deficiencia. ¿Somos todos paralímpicos?”, cuestionaba una internauta a través de las redes sociales, donde se han expandido las críticas.

No obstante, también han surgido mensajes de apoyo a la campaña, que, según Vogue, tiene el objetivo de aumentar el interés público de cara a los Juegos Paralímpicos, que se celebrarán entre el 7 y 18 de septiembre en Río de Janeiro.

Vogue resaltó que apenas el 20 % de las entradas para la competición han sido vendidas hasta el momento, a pesar de que algunos de los boletos tan sólo cuestan 10 reales (unos 3 dólares).

Fuente: http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/polemica-fotografia-promociona-paralimpicos-de-rio-2016-articulo-651639