El Baloncesto Paralímpico Español también tiene a sus Gasol, con Espina Dorsal Bífida. Los Zarzuela (Alejandro y Pablo)disputan sus primeros Juegos Paralimpicos Juntos.

La similitud con los de Sant Boi es clara: juegan al baloncesto, defienden a la selección española, son hermanos e intentarán repetir la hazaña de los ‘ÑBA’ en Río 2016.

Foto: Alejandro Zarzuela, con la camiseta del CD Ilunion. (Marcial Guillén/EFE)

Alejandro Zarzuela, con la camiseta del CD Ilunion. (Marcial Guillén/EFE).

Publicaro por Mario Cortijo.

Alejandro y Pablo Zarzuela son mellizos, juegan al baloncesto y están en Río de Janeiro para defender los colores de España en los Juegos Paralímpicos. Nacieron con la espina dorsal bífida, lo que les impide moverse sin la ayuda de muletas o de una la silla de ruedas y gracias al deporte que practican, han logrado un nivel de movilidad muy superior al habitual en personas que pasan su vida postrados en una silla.

“El baloncesto te da mucha independencia“, dicen ambos a El Confidencial. Porque claro, el hecho de practicar deporte hace que su condición física sea muy buena. “Me ha permitido ampliar mis límites, tener más control de lo que hago”, dice Alejandro. “Yo vivo solo y no me hace falta la ayuda de nadie”, comenta Pablo, que además asegura que de este modo, se evitan problemas derivados del sedentarismo tan habitual en personas postradas en sillas de ruedas.

Será la primera vez que ambos estén juntos en una cita paralímpica, ya que en Londres 2012, Pablo fue baja por una lesión en una nalga. “Ya dije que no pospondría mi sueño más de cuatro años y gracias a Dios, aquí estoy”, dice a este periódico. Afirma no haber recibido ningún consejo de su hermano, que sí estuvo en la cita británica: “Como hablamos a diario, me ha ido transmitiendo cosas cada día, pero sin darme un consejo especial”.

La selección española de baloncesto para los Juegos Paralímpicos de Río. (CPE)
La selección española de baloncesto para los Juegos Paralímpicos de Río. (CPE)

Por su parte, Alejandro, que reconoció haberse sentido un poco solo en la competición de Londres, tendrá la compañía de su hermano. Siempre juntos, se dan “un grandísimo apoyo tanto dentro como fuera de pista”, según afirman.

También estarán en Río la mujer de Alejandro, Vicky Pérez, que también es jugadora de baloncesto, aunque su selección no se clasificó para esta cita. Irá para apoyar a ambos hermanos.

El baloncesto, un flechazo

La vida de estos dos hermanos cambió de manera radical cuando Pablo iba con su madre por el centro de Jerez, la ciudad natal de los hermanos Zarzuela. En ese instante, un jugador del Club Baloncesto Jerez, al verle en silla de ruedas, le preguntó si conocía el baloncesto en silla de ruedas. “Le dijo una hora y un sitio para probar y desde entonces, no ha dejado de jugar”, cuenta Alejandro.

Por su parte, Alejandro salió a su padre y se decantó por el tiro con arco, deporte que practicó hasta que acudió a ver un entrenamiento de su hermano. “Lo vi y me enganché, me atrajo mucho la fuerza y el juego en equipo. Fue un auténtico flechazo“, dice el jugador, que es hoy uno de los jugadores más destacados de Europa.

Desde entonces, siempre han estado ligados al baloncesto y lo más reseñable es que durante casi toda su carrera han estado juntos. “Solo hemos estado tres años separados“, afirma Alejandro. Eso les sirve para saber como se sienten en la pista y entenderse “con tan solo una mirada”.

Los Gasol paralímpicos

La comparativa es bastante sencilla y directa: son hermanos, juegan al baloncesto y son españoles. Pero las diferencias entre los Gasol y los Zarzuela es bastante grande, al menos según la pareja andaluza. “Me enorgullece la comparativa, perome hace sentir más pequeño todavía al ver todo lo que ellos han conseguido”, afirma Alejandro. Por su parte, a Pablo le “hace mucha gracia”, ya que según él, les comparan más por el hecho de “ser hermanos que por méritos deportivos“.

Los hermanos Zarzuela con la camiseta de España. (CPE)
Los hermanos Zarzuela con la camiseta de España. (CPE)

Esto hace pensar que quizá el hecho de ser deportista de élite tenga algo que ver con la genética. Miles de niños tratan de estar en unos Juegos Olímpicos o Paralímpicos, pero no todos tienen el talento necesario para llegar a esas competiciones. “Le hemos dedicado muchas horas e ilusión, toda una vida“, afirma Pablo, que no cree que su éxito dependa de las leyes de la genética. Alejandro tiene una opinión bastante similar.

Eso sí, con los Gasol comparten la ambición por ganar. El más obcecado en conseguir el oro es Alejandro: “Yo vengo a por medalla, sino, no estaría aquí. No me gusta ser el último ni a la hora de ducharme“. Aunque después matiza, al afirmar que una vez de metes en la competición, piensas más en el día a día y menos en el objetivo final.

Por su parte, Pablo cree que “la competición te coloca donde debe” por lo que es mejor pensar en cada partido sin pensar en el resultado al final del torneo. Habrá que ver si estos hermanos consiguen, a su vuelta a España, posar juntos con una medalla conseguida en Río 2016. No será por falta de ganas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s