Entrevista con el presidente de la Federación Vasca de Deporte Adaptado: Porfirio Hernández, más conocido como Porfi.

La visibilidad de la discapacidad debe comenzar desde el propio colectivo, debemos movernos y salir y cuando se nos vea de verdad sé que la sociedad vasca responderá.

entrevistaporfirio2

Compartido por Fvda Kirolak Egokituaren Euskal Federazioa y Use Martinez.

Publicado por .

Porfirio Hernández, más conocido como Porfi, es el actual presidente de la Federación Vasca de Deporte Adaptado. Sorprende su calmada postura de seguridad en su silla de ruedas, espalda recta y con actitud de escucha constante. La gente que le conoce bien asegura que no tiene pelos en la lengua y es cierto, después de 12 años en el cargo considera que los temas hay que tratarlos con moderación pero directamente, no hay que andarse por las ramas. Se embarca de forma esperanzadora en 100×1000, un proyecto que busca mejorar las condiciones de los deportistas de élite con discapacidad, de manera que dejemos de lado la palabra “discapacidad” para empezar a hablar sólo de deportistas.

 

 – ¿Desde cuándo estás involucrado en el mundo del deporte?

Yo creo que toda la vida, de una forma de otra, siempre he tenido relación con el deporte. Y en el federado, desde hace tres décadas, más o menos.

– ¿Qué trabajo se realiza desde la Federación Vasca de Deporte Adaptado?

Principalmente tres acciones: organizar campeonatos de Euskadi, trabajar con las selecciones de las diferentes modalidades y actos de representación y formación del deporte adaptado, en torno a las más de 300 licencias que tenemos ahora mismo.

En los últimos tiempos estamos dando un giro importante a esas funciones pero hacerlo sin recursos es muy complejo. Ahí vamos, encontrando y “engañando” a gente (se ríe)… Si por algo nos caracterizamos es que somos muy sinceros, decimos lo que hay y lo que proponemos en todo momento.

Buscamos nuevas promesas y queremos potenciar nuevas modalidades deportivas donde consigamos una mayor representación de cara a las Paraolimpiadas. Hay que entrar más en el terreno del deporte de élite pero desde un punto de vista más técnico y eso requiere más gente y recursos y la Federación debe buscarlos y conseguirlos.

entrevistaporfirio3

– ¿Qué acciones se llevan a cabo en la FVDA para promocionar y desarrollar el deporte?

En Euskadi en general nos estamos dotando de una estructura que abarque toda la actividad físico-deportiva de las personas con discapacidad empezando desde el ejercicio físico puramente de ocio hasta el de alto nivel. Hay estructuras diferentes para cada paso, la primera sería para la parte de hacer deporte por necesidades físicas, por salud, por integración… El siguiente paso lo acogen las sedes territoriales que ayudan a las personas con discapacidad en su iniciación en el deporte profesional. Y en la FVDA, por decirlo de alguna manera, ya seríamos el apoyo definitivo para la élite.

– ¿Cómo y por qué ha surgido 100×1000?

La Federación Vasca ya había hecho algún intento de encontrar y buscar recursos privados, no públicos, y fue un fracaso. Fue con el voluntarismo de una persona que llamaba puertas pero que la mayoría se le cerraban…

Uno de los trabajadores de la Federación puso un día encima de la mesa este proyecto, que no era nuevo, pero que quería sacarlo adelante: 100 empresas que pusieran 1000 euros. Hacer de 100×1000 algo realmente apetecible y entender que puede tener una repercusión sobre la sociedad y que pueda ser atractivo para las empresas de manera que les pueda revertir en forma de imagen, no es fácil pero se ha juntado un equipo muy interesante que apuesta por ello, así que veremos cómo va.

 

– ¿Qué puede suponer este proyecto para los deportistas?

Se podrá desarrollar mucho más la tecnificación, paliaremos necesidades básicas… El deporte adaptado tiene la gran diferencia con el convencional que es que para colocarse en la misma línea de salida necesitamos un apoyo técnico mucho más costoso, hablo de términos económicos. Buscamos cubrir las necesidades más importantes de la gente de élite.

Queremos conseguir organizaciones y estructuras que a día de hoy ya funcionan con los deportistas profesionales que también tengan en cuenta la discapacidad. Que entren en apoyos técnicos, dietéticos, logísticos, en realidad con cualquier tipo de apoyo. Se trata de que los deportistas con discapacidad que se dediquen al alto nivel estén en igualdad de condiciones que un deportista convencional.

– ¿Crees que el deporte adaptado cuenta el con apoyo institucional suficiente?

Creo que nunca es suficiente, pero porque eso es prácticamente imposible ya que las ayudas públicas tienen que cubrir muchas necesidades. En el aspecto económico el trato es igualitario con las demás federaciones pero, como para todos, es escaso. Lo que sí estamos encontrando últimamente son buenas palabras, disposición y actitud y también es verdad que apenas empieza a balbucear el proyecto… Quizá a esta pregunta deba responderte en un par de años.

Los deportistas somos muy egoístas, siempre queremos más, esto tiene su lado bueno y malo. Debemos encontrar el equilibrio a esa exigencia y es una obligación de los poderes públicos atender a esto, pero tenemos que empujar todos y todas.

– ¿Por qué la discapacidad es tan visible e invisible a la vez?

Primero porque el propio colectivo no salimos, no nos hacemos visibles. Me considero una persona inquieta, me muevo, hago por estar y veo muy poca gente con discapacidad. Difícilmente nos podemos hacer visibles si no salimos. Creo que las asociaciones en general, hacen muchas cosas pero también creo que pecan un poco de excesivo proteccionismo. No estoy hablando de la integración, yo ya estoy harto de las palabras, yo hablo de estar, que se nos vea y que se interesen por la cultura, el arte, que salgan…

Creo que tiene que empezar con el colectivo y la sociedad vasca va a responder. Pero lo hará cuando estemos ahí. No podemos pretender que la sociedad de repente se ilumine y diga, este colectivo hay que integrarlo. Los que tenemos que empujar somos nosotros y yo reclamo ese empuje.

– ¿Cómo se ve la vida desde una silla de ruedas?

Muy alto. Yo andaba con muletas hasta hace unos 6 años. Tenía la mentalidad de que si me ponía en silla de ruedas iba a retroceder. Pero una vez que me senté una silla gané en todos los sentidos: podía moverme, no me cansaba tanto, hacía muchas cosas que no podía con las muletas. Pero es cierto que hay muchas dificultades. La accesibilidad es un tema que me carga un poco, pero es una realidad. Ir al cine, a un restaurante, es imposible hacer todo eso sin plantearte si el baño estará adaptado, si tendrá escaleras. La accesibilidad es una pelea diaria y cansa, cansa mucho…  A veces tienes pereza de salir. Tenemos que hacer ese sobre esfuerzo para que vayan cambiando esas cosas. Como decía antes, salir, que se nos vea, si no va a ser imposible el cambio.

Fuente: http://www.100×1000.es/2016/01/04/etv-porfiriohernandez/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s