Juanjo López Esteve: Del atletismo al paratriatlón, la historia de un superviviente llamado “El Penyo”.

Juanjo López Esteve, paratriatleta valenciano de 38 años y comúnmente conocido como “El Penyo”, sufrió en 2010 una cornada de toro que pudo acabar con su vida. Le amputaron su pierna izquierda pero lejos de hundirse, Juanjo resurgió como el ave fénix.

Del atletismo al paratriatlón, la historia de un superviviente llamado “El Penyo”

Publicado por Alba Molina San Antonio.

El paratriatleta valenciano Juanjo López Esteve, comúnmente conocido como “El Penyo”, es protagonista de una de esas historias que dejan sin respiración. En el 2010 tuvieron que amputarle una pierna por la cornada de un toro que como él mismo reconoce “tuvo que costar la vida”.

Afortunadamente, Juanjo sobrevivió y se vio abocado a comenzar inexorablemente una nueva vida. Lejos de venirse abajo, asimiló su “nueva circunstancia” que hizo catapultarle a lo más alto como paratriatleta a nivel nacional, europeo y mundial.

el-penyo

Año 2010: Cornada

Corría el año 2010 y se celebraban las fiestas populares de Puzol, pueblo originario de Juanjo, en las que era recortador de toros. El toro lo corneó en el muslo arrancándole de cuajo la femoral y provocándole un corte de 30 centímetros.

A pesar de que los médicos hicieron todo lo posible, la movilidad de la pierna izquierda de Juanjo se había perdido por completo y tenía que enfrentarse a una encrucijada: quedarse con una pierna “inútil” o amputársela. A los 38 días de estar hospitalizado, El Penyo se decantó por la segunda opción.

“Decidí que me amputaran la pierna porque pensaba que era lo mejor y lo más rápido para recuperarme. Fue la decisión acertada, nunca me he arrepentido”, añade Juanjo.

el

Tanto Juanjo como sus allegados, familia y amigos, aceptaron la situación porque “lo normal habría sido que el toro me hubiera matado”.

“Lo importante era haber sobrevivido, la pierna me daba igual. Estaba vivo así que activé el chip de supervivencia para adatarme a las nuevas circunstancias”, incide Juanjo.

Situación laboral

A sus 38 años y padre de dos hijos, El Penyo se encuentra en estos momentos preparando las oposiciones para administrativo. Hace dos meses cerró una tienda de deportes, para centrarse de lleno en las oposiciones, que abrió a raíz del accidente. Antes de sufrir la cornada Juanjo regentaba una empresa de electricidad. Sin embargo tuvo que cerrarla porque la minusvalía que le otorgaron tras la amputación de la pierna era incompatible con su trabajo.

Del atletismo al paratriatlón

Juanjo pertenecía al Club de Atletismo de Puzol antes de que sufriese el grave accidente, sin embargo tras la amputación de la pierna le prohibieron correr lo que originó su inmersión en la natación y en la bicicleta. Todo se lo debe a su entrenador Xavi Munera, quien “me despertó el gusanillo por el triatlón”.

Cuando le implantaron la prótesis comenzó a militar en el Club Tripuzol, con el que han llegado los grandes triunfos que adornan su extenso palmarés.

En noviembre, para ser exactos la víspera al Maratón Valencia Trinidad Alfonso 2016, se incorporó al nuevo club de Valencia: GAES.

el-penyo-1

Palmarés y retos

Año 2012

Campeón Campeonato España Medio Ironman Categoría Paratriatlón

Tercero en el Campeonato del Mundo de Triatlón de Larga Distancia

Año 2013

En este año, Juanjo se convirtió en el primer amputado de Europa en competir en Trail Running en el Medio Maratón de Montaña del Desafío Lurbel. Realizó su primer Desafío Lurbel tras llegar a un acuerdo con los hermanos Lurbel en sus instalaciones ubicadas en Ontinyent. Se comprometieron a ayudarle en todo lo posible y por ello se convirtieron en sus patrocinadores otorgándole todo el material necesario.

“El Desafío Lurbel es una carrera durísima, con mucho desnivel y encima había llovido mucho y la prótesis me resbalaba, pero acabé la carrera”, apostilla Juanjo.

La satisfacción le invadió al cruzar la línea de meta y convertirse en el primer amputado de Europa en conseguirlo. Un hito que ha conllevado a que “no he podido dejar de correr por montaña”.

El 2013 Juanjo consiguió uno de sus mayores triunfos como paratriatleta. Se proclamó Campeón de Europa de Paratriatlón en el Reto Aneto. En esta ocasión la mujer e hija mayor de Juanjo fueron testigos de lujo para ver cómo se proclamaba vencedor en una carrera “muy rápida y especial”.

“A pesar de que iba muy bien preparado no me lo esperaba porque aunque era el favorito había mucho nivel. Finalmente me impuse casi 20 minutos al segundo clasificado”, apostilla Juanjo.

j

Año 2014

Al año siguiente, Juanjo volvió a convertirse en pionero al ser el primer amputado español en completar una Maratón de asfalto: El Maratón Valencia. Aunque El Penyo apunta que su objetivo era terminarlo en 4:00 horas y finalmente lo hizo en 4:29 h, “la experiencia fue preciosa, encima en tu ciudad”.

Año 2015: Titan Desert

Juanjo participó el año pasado en la Titan Desert gracias a la colaboración del Equipo Repaskin y los Laboratorios Sesderma. Aunque no pudo completar la carrera en su totalidad por diferentes imprevistos propios de la prueba, Juanjo reconoce que se trata de “una carrera durísima pero muy bonita donde aprendes a conocerte a ti mismo y tus limitaciones”. Y que por ello en 2018, si encuentra patrocinadores, volverá a repetir la experiencia.

“En la primera etapa se me rompió una tuerca irremplazable de la bici y en la quinta tuve fiebre por una infección en el muñón a causa de una herida. Pero me encontré muy fuerte durante las cuatro etapas que hice ”, relata Juanjo.

Año 2016

10K Valencia

“Me sentí muy cómodo en todo momento y pude terminarla en 47 minutos. Bastante bien después de una Navidad repleta de excesos”, señala entre risas.

Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP 2016

Este año ha sido el segundo Maratón que Juanjo ha disputado en la capital del Turia, y aunque asegura que el ambiente del 2014 era “increíble”, este 2016 “se ha visto una evolución brutal”.

“El cambio del circuito ha sido fundamental. En 2014 había 8 kilómetros durísimos que eran un suplicio y este año se han hecho más amenos. Además la gente se ha concienciado para animar y es increíble”, señala Juanjo.

unknown

En esta segunda oportunidad, Juanjo también se había marcado terminarlo en 4 horas, sin embargo lo terminó en 4:08 horas. “La preparación que hice era para terminarla en 3:30 horas, pero a partir del km 30 sufrimos más que los demás por el dolor que inflige la prótesis”, indica Juanjo.

“Tener un objeto que no es tu cuerpo ocasiona que el impacto contra el suelo inflame zonas que provocan mucho dolor. En los avituallamientos tuve que ir andando y por eso la acabé en 4:08 horas”, agrega Juanjo.

Pero El Penyo no se rinde, y el próximo año, intentará ver si a la tercera va la vencida y consigue hacer el Maratón de Valencia en 4 horas.

josealacreu

Próximos objetivos

La prioridad de Juanjo pasa por dedicarse de lleno tanto a su familia como a las oposiciones, y por ello va a relegar el paratriatlón a un segundo plano. Sin embargo quiere centrarse en el próximo 2017 en el trail de larga distancia.

“Estamos pensando en meternos en algún Ultra Trail porque me veo capacitado. He encontrado el equilibrio entre la prótesis y la montaña, pero no quiero desvelar aún cuáles”, revela Juanjo.

n

Patrocinadores e Instituciones

Uno de los grandes quebraderos de cabeza de cualquier atleta es la harto complicada búsqueda de patrocinadores. La única aportación económica que Juanjo ha disfrutado en su carrera deportista fue en la Titan Desert ya que “era un reto personal y les gustó mi proyecto. Por eso pagaron la prueba, los vuelos, los masajes…”, cuenta Juanjo.

Asimismo, y como se ha explicado con anterioridad, Lurbel ha dispuesto de todo el material que Juanjo haya precisado en diferentes retos que le han preparado como el Desafío Lurbel. “Con ellos voy hasta el fin del mundo”, asegura Juanjo.

Pero la cruda realidad es que esto sólo son pequeñas excepciones que raras veces ocurren. De hecho en el Campeonato de España de Triatlón, Juanjo denuncia que tuvo que pagarse él mismo “el mono para participar” y cuando quedó primero “ni siquiera recibí una carta de agradecimiento de las instituciones nacionales ni de las de Puzol”. Una situación que se repitió tras lograr el meritorio tercer puesto del Campeonato del Mundo.

n

¿Por qué El Penyo?

“Es un apodo familiar, a mi bisabuelo lo llamaban el Tío Penya porque era muy cabezón. El apodo se ha transformado con el tiempo. A los hombres nos llaman Los Penyos y a las mujeres Las Penyas”, concluye Juanjo.

Fuente: http://www.yosoynoticia.es/running/del-atletismo-al-paratriatlon-la-historia-de-un-superviviente-llamado-el-penyo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s