Mientras suben las ayudas al COE, a las Federaciones y al deporte femenino: Los Paralímpicos estallan ante la reducción de casi un 70% de las ayudas del Gobierno.

José Manuel Reyes abanderando a España en Maracaná.

Publicado por Almudena Riveramarca.com/paralimpicos.

Suele contar Teresa Perales, para ilustrar el gran cambio que ha habido en los últimos años en el deporte paralímpico, que su primera concentración con la selección española de natación en 1998 fue en un reformatorio. Sí, han leído bien. Aunque no había ninguna norma que prohibiese que un deportista paralímpico entrenase y residiese en un Centro de Alto Rendimiento, lo cierto es que en la práctica no les daban la oportunidad de hacerlo. Desde hace más de una década, olímpicos y paralímpicos se entrenan y conviven juntos en este tipo de instalaciones, lo normal si tenemos en cuenta que ambos se entrenan el mismo número de horas y ambos compiten también contra el crono y sus rivales en la alta competición.

“Los Centros de Alto Rendimiento eran sólo para gente sin discapacidad, nosotros nos teníamos que buscar la vida. Ahora somos deportistas de alto rendimiento y antes no lo éramos. Bueno, lo éramos pero no estábamos reconocidos como tales”, contaba a MARCA durante su preparación para Río en el CAR de Sierra Nevada.

También en los últimos años se ha conseguido que los guías de los deportistas invidentes tengan el reconocimiento de deportistas de élite.

Miguel Galindo y Jon Santacana compitiendo en el Mundial de este año.

Miguel Galindo y Jon Santacana compitiendo en el Mundial de este año.

Foto: Marcus Hartmann.

Más dinero para el deporte pero menos para los Paralímpicos.

Pero a pesar de haber ido reduciendo algunas diferencias poco a poco, la nueva partida presupuestaria del Gobierno destinada al deporte ha levantado ampollas entre los deportistas paralímpicos. Detrás de la buena noticia de que prevé destinar 171,46 millones de euros este año al fomento y el apoyo de las actividades deportivas, lo que supone un 0,7% más respecto a 2016, está la drástica bajada presupuestaria para el deporte paralímpico, que cae un 69,3% para quedarse en 230.000 euros, frente a la subida del resto. La partida destinada al Comité Olímpico Español (COE) sube un 20% con respecto a 2016 lo que asciende a 1,5 millones de euros para, argumentan, asumir el abono de los premios por las medallas en Río. ¿Y las medallas de los paralímpicos? Esas se pagan íntegramente con el dinero del Plan ADOP. Además, el año que viene es año de Juegos Paralímpicos de Invierno en Pyeongchang (Corea), por lo que parte del presupuesto de este año debería ir destinado a su preparación,ya que competirán tres deportistas españoles allí: los esquiadores Jon Santacana y Miguel Galindo y la rider Astrid Fina.

Las federaciones deportivas, además, se repartirán 51,7 millones (un 0,9% más que en 2016) y el deporte femenino, a través de los programas de Mujer y Deportes del CSD, contará con un aumento de más de un 10% con respecto al pasado año, hasta situarse en 1,5 millones de euros. Aumentos en casi todos los ámbitos salvo en el paralímpico, a pesar de que España acabó en el top ten del medallero en Río.

En los años en los que hay Juegos, como es lógico, aumenta la partida presupuestaria destinada al deporte por parte del Gobierno y se reduce al año siguiente. Hasta ahí, nada nuevo. Desde el movimiento paralímpico reconocen que la partida destinada a ellos es mayor que la de 2015, el año previo a los Juegos, pero la indignación de los deportistas viene por lo que ellos consideran un agravio comparativo. Suben las partidas para el resto y baja de forma drástica la suya.

Las diferencias en los premios por medallas y las becas.

El principal hito que le queda por conseguir al deporte paralímpico, y que lleva años reivindicando, es la igualdad con los olímpicos en cuanto a becas y a la dotación que se entrega por cada medalla conquistada. Un oro olímpico en Río (94.000 euros) valía tres veces más que uno paralímpico (30.000), la plata olímpica es de 48.000 por 15.000 la paralímpica y el bronce 30.000 por 9.000. “Nuestro esfuerzo no se ve igualmente recompensado”, llevan quejándose los deportistas desde hace años. Y con la decisión de reducir de forma tan drástica el presupuesto para los deportistas paralímpicos, este sentimiento se ha reforzado. “Después los políticos serán los primeros en querer salir en la foto junto a la medalla. Menos fotos y más ayudas”, añaden.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2017/04/06/58e6104e46163f39408b4619.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s