El sueño americano de Sara Revuelta.

EN FEMENINO

Primera española que jugará al baloncesto en silla en Estados Unidos.

Sara Revuelta posa para MARCA durante un entrenamiento.

Sara Revuelta posa para MARCA durante un entrenamiento.         Foto: ÁNGEL RIVERO

Publicado por Almudena Riveromarca.com/en-femenino.

Hace un par de años, el talento de Sara llamó la atención de una de las mejores jugadoras de la historia del baloncesto en silla, Anikka Zeyen, quien la recomendó a la Universidad de Alabama. “Fue una sorpresa porque siempre había sido uno de mis ídolos pero no nos conocíamos en persona y tampoco habíamos intercambiado palabra alguna“, confiesa la madrileña con una sonrisa. “Además, yo llevaba poco tiempo jugando y cuando se pusieron en contacto conmigo de la Universidad, gracias a ella, no me lo podía creer. Es lo que todo el mundo quiere, que Pau o Marc Gasol se fijen en ellos. Pues eso es más o menos lo que me pasó a mí”, explica.

En realidad, era la segunda oferta que recibía Sara para jugar en Estados Unidos. La anterior había llegado en 2014 desde Illinois, después de que participase en un campus en Bélgica y una de las entrenadoras le preguntase si le gustaría ir a estudiar allí mientras jugaba al baloncesto.

Al final, Sara se ha decantado por la Universidad de Alabama y cuando vuelva de disputar el Europeo en Tenerife tendrá que hacer las maletas rumbo al país dominador del baloncesto en silla a nivel internacional. Será la primera española que juegue en Estados Unidos, la segunda de la historia en marcharse al extranjero después de la aventura australiana de Sonia Ruiz hace años. Allí continuará con sus estudios de Física.

“Tengo muchos nervios según se acerca la fecha. Es una oportunidad increíble. Mi idea es un año, de momento, pero la oferta de la beca es para cinco. Acabaría allí la Universidad y podría sacarme dos Masters”, dice.

Ya conoce las instalaciones y al equipo porque ha viajado un par de veces allí. “Poder jugar en un equipo de chicas es un plus porque en el ILUNION- tiro menos y toco menos balón. Allí se centrarán en formarme como jugadora. Entrenaré dos horas con el equipo y una individual de tiro y de manejo de la silla, más el tiempo en el gimnasio”, explica.

En España lo ha ganado todo.

Reconoce que le da mucha pena dejar el ILUNION después de tres temporadas en las que lo ganado todo (Liga, Copa y Champions) y no pudo evitar las lágrimas tras disputar su último partido con su equipo. “Me han hecho la persona y la jugadora que soy”, dice.

Muy lejos queda ya la primera vez que se montó en una silla de baloncesto con 13 años y reconoce que no era capaz de dar un pase a un metro. Hasta entonces, Sara hacía deporte como rehabilitación. “Cuando tenía dos años me detectaron cáncer en la sangre y me dieron tres años quimioterapia. Ésta me provocó una lesión medular. No conozco la vida andando”, dice. Pero sobre dos ruedas lo que conoce bien es el éxito.

Fuente: http://www.marca.com/en-femenino/2017/06/21/594a8632468aeb3f598b45b7.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s