Dani Caverzaschi: “La silla de ruedas no es equipaje, son nuestras piernas”.

El tenista paralímpico pide un protocolo internacional en los aeropuertos.

Dani Caverzaschi jugando con una silla prestada a la que tuvo que...

Dani Caverzaschi jugando con una silla prestada a la que tuvo que poner toalla y camisetas.

Publicado por Almudena Rivera.

Hace unos días, el tenista paralímpico Daniel Caverzaschi tenía que viajar a Tel Aviv para disputar un torneo. Como siempre que compite, viaja con dos sillas de ruedas: la de calle (con la que se mueve fuera de la pista) y la de competición (con una angulación). El madrileño, que nació hace 24 años sin el fémur y la rodilla de su pierna derecha, vivió un episodio de lo más desagradable en el aeropuerto de Barajas y aún le duele recordarlo. Norecuerda en tono victimista porque no pretende dar pena, lo que quiere es denunciar una situación que es más habitual de lo que debería y a la que pretende poner fin el embajador de KIA.

Fue un dramaLa aerolínea Tarom no me dejó facturar la silla en una caja protectora en la que la llevo siempre para que no me la rompan en los aviones. Al final me la rompieron”, explica. La empresa italiana que se la diseña, le hizo una caja protectora fácil de transportar y en la que la silla va perfectamente encajada para que, precisamente, no se pueda romper en la bodega de un avión como ya le había pasado en alguna ocasión anterior.

“Desde que la tengo, la facturo y me despreocupo porque es imposible que me la rompan, lleva aluminio en los costados y ni a propósito me la pueden romper. Siempre me la dejan pasar porque por ley puedo llevar dos sillas de ruedas y no hay límite de peso, no es equipaje. Hay gente con silla de ruedas eléctricas que pesan 100 kilos y no puedes dejar a alguien con este tipo de silla en tierra. Esta aerolínea me decía que la silla era equipaje y la silla no es equipaje, son nuestras piernas. Ellos me decían que el límite era 32 kilos (pesaba 40), pero es una silla de ruedas, no tiene límite de peso“, dice indignado Caverzaschi.

Lab3.11, la empresa italiana que diseña su silla desde hace un año, además de hacerla a medida (algo fundamental en el tenis en silla porque, además, los jugadores van amarrados) la diseñó de tal manera que se desmonta en tres piezas. Y a Dani le tocó desmontarla allí, en medio del aeropuerto. Cuando llegó a Israel, el chasis estaba tocado.

Estuve toda la semana agonizando con la silla. Al principio una rueda estaba en el aire e hicimos algunos ajustes pero me sentía muy incómodo y el día de la final, al comienzo del primer set veo que la silla se había partido por la mitad. Me dejó la suya Martín de la Puente, mi compi, pero jugar en una silla de otro es una barbaridad porque están hechas a medida. Aun así me pude amarrar y casi consigo la victoria. Perdí 6-4 y 7-5 pero con mucha rabia porque estaba jugando muy bien. Pero cuando es un factor externo…”, dice. “Le tuve que poner toallas y dos camisetas usadas en la cadera para no bailar tanto dentro de la silla. Tiré de imaginación e hicimos algunos ajustes con Martín y el mecánico del torneo. Ahora me río pero en el momento fue bastante dramático”, añade.

Objetivo: la creación de un protocolo internacional

Lo malo es que este episodio no es algo puntual. El tenista madrileño, número 14 del ránking mundial de tenis en silla, ya sabe lo que es que la aerolínea le rompa la silla de competición. Ya le pasó en 2014 durante un vuelo a Londres.

Cada viaje voy rezando en el avión. El tema de las aerolíneas es algo que tenemos que cambiar porque no puede ser que cada viaje sea una odisea y dependamos de cómo trate la silla el portador de equipajes de turno o del protocolo que tiene el aeropuerto de turno. No hay un protocolo internacional. Mi objetivo es cambiar esto para que sea más fácil para una persona en silla de ruedas viajar“, dice convencido. Él, como deportista de alto nivel, hace una media de 60 vuelos al año y una silla de competición como la suya cuesta entre 6.000 y 9.000 euros.

“Volviendo de Israel, me puse a repasar anécdotas que me han pasado con las aerolíneas, con el tema de falta de protocolos que hay a la hora de facturar una silla de ruedas extra y que al entrar al avión no la lleven como equipaje, a la asistencia… Hay que trabajar de manera constructiva con las aerolíneas y entidades aeroportuarias para crear un protocolo internacional. Yo sé que la mayoría de las aerolíneas tienen la mejor de las intenciones, pero hay protocolos y leyes anticuadas que no están bien para el siglo XXI. Tenemos pensado intentar concienciar de los problemas y buscar soluciones y el objetivo final es un crear un protocolo internacional con las aerolíneas”, insiste.

Normativa Europea

  1. Directrices Interpretativas para la aplicación del Reglamento (CE) nº 1107/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, sobre los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida en el transporte aéreo: El Reglamento permite que los pasajeros con discapacidad lleven dos artículos de equipo de movilidad sin ningún coste adicional. Por tanto, si el pasajero con discapacidad desea transportar un artículo de equipo de movilidad que también pueda utilizarse con fines deportivos, solo o en combinación con un artículo del equipo de movilidad diario, dicho artículo deberá transportarse de forma gratuita. Las normas aplicables al transporte de equipos de deporte que no sean de movilidad se aplican también a las personas con discapacidad.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2018/05/11/5aede68fe5fdea87438b45c7.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.