2018: Un año plagado de éxitos los Deportistas Paralímpicos Españoles.

Campeones Mundiales, Europeos y Medallistas Paralímpicos en los Juegos de Invierno.

FOTOS: Comité Paralímpico Español y Federaciones.

Publicado por Almudena Rivera. marca.com/paralimpicos

“2018 ha sido mi año. Recuerdo perfectamente el momento de cruzar la meta y darme cuenta de que acababa de ganar el bronce, la primera medalla para el snowboard paralímpico español. Fue un subidón que todavía me dura”, dice Astrid Fina entre risas. “Pensé en el trabajo que había detrás, seis años súper intensos lejos de la familia y de los amigos trabajando mucho. No me lo creía, por eso me tiré al suelo llorando“, añade. Acababa de hacer historia para el deporte español.Nunca antes una mujer de nuestro país había subido al podio en unos Juegos en snowboard.

“Para mí fueron los Juegos en mayúsculas”, explica. Porque Astrid, además de lograr un bronce, fue la abanderada española en la ceremonia de apertura en Pyeongchang.

Su presea no fue la única que se trajo el equipo español de Corea. Jon Santacana y su guía Miguel Galindo se colgaron la plata en la supercombinada. La pareja española se quedó a tan sólo 91 centésimas del oro en los que, a priori, fueron sus últimos Juegos Paralímpicos. Llevan esquiando juntos 16 años y era su sexta medalla paralímpica. “Llegar a esos Juegos después de todo lo que pasamos y sufrimos fue un éxito. Tenemos muchos más años que los rivales y hemos mantenido una presión muy alta siempre”, dice Jon.PUBLICIDADinRead invented by Teads

Pero aunque los Juegos Paralímpicos de Invierno han sido el gran evento del año, los deportistas españoles han cosechado éxitos en muchos otros deportes. Los repasamos:

ATLETISMO

España regresó del Campeonato de Europa que se disputó en Berlín con 28 medallas (8 oros, 13 platas y 7 bronces). Entre los nombres más destacados sobresale el del atleta ciego Gerard Descarrega, doble campeón y medallista de oro en longitud y 400 metros T11. El catalán llegaba a la cita recién salido de una lesión y con un nuevo guía con el que apenas había podido entrenar tres o cuatro veces. “Para lo poco que hemos podido entrenar no se puede pedir más. He estado en marca personal en casi todas las pruebas”, reconocía Descarrega entonces.

El oro de Ivan Cano en Longitud T13 también le supo a gloria. “Esta medalla la voy a meter en una vitrina y voy a poner detrás una foto de cuando estuve en el hospital y otra de cuando conseguí la victoria”, dijo. El valenciano llegó a pensar que no podría competir en Berlín. Primero se rompió el peroné en tres y luego el radio.PUBLICIDADinRead invented by Teads

Sobresaliente también fue la actuación de Lia Beel, campeona de Europa en 200 T11 y subcampeona en 100, de Manuel Garnica, medalla de oro en 5000 y plata en 1500 T11; de Sara Martínez, en longitud T12, y de Héctor Cabrera, en lanzamiento de jabalina F13. Lorenzo Albaladejo fue el atleta español con mayor número de medallas a título individual con un oro (400 T38) y dos bronces (100 y 200).

La prueba de maratón se celebró en Londres y en la capital británica se coronó en lo más alto del podio el español Alberto Suárez.

BÁDMINTON

Dos medallas de bronce se trajo el combinado nacional del Campeonato de Europa disputado en Rodez (Francia): Marcela Quinteros, en la prueba individual categoría WH2 y Pablo Serrano, en el doble masculino SU5 junto al ruso Chiviksin.

BALONCESTO

La selección femenina de baloncesto en silla, que ya había hecho historia con su presencia en un Mundial después de 24 años de ausencia, escribió en 2018 una nueva página para el recuerdo. Las pupilas de Abrahám Carrión derrotaron a la todopoderosa Australia y accedieron a los cuartos de final del torneo por primera vez en su historia. España acabó finalmente séptima tras imponerse a Francia, su ‘bestia negra’ durante años.

El equipo masculino, con Óscar Trigo de nuevo a los mandos, acabó quinto en un Mundial en el que fueron de menos a más.

En el caso de la División de Honor española, el Amiab Albacete conquistó el primer título liguero de su historia y acabó con el dominio absoluto del ILUNION en los últimos años.

CICLISMO

El ciclismo es, históricamente, uno de los deportes en los que los paralímpicos españoles nunca fallan a su cita con el podio. En marzo se disputó el Mundial de pista en Río de Janeiro, donde España logró cinco medallas: oro para Alfonso Cabello (kilómetro contrarreloj MC5) y Ricardo Ten (persecución C1), una plata para Ávila y Font (persecución MB) y dos bronces para Ricardo Ten (kilómetro contrarreloj C1) y el equipo de velocidad M1-5.

En el Mundial de carretera, España regresó de Maniago con un total de 11 metales: un oro (Ávila y Font en la prueba de ruta), dos platas y ocho bronces.

HALTEROFILIA

Montse Alcoba, que regresaba a la competición tras seis años fuera por maternidad, se colgó la plata en el Europeo de halterofilia paralímpicacelebrado en la ciudad francesa de Berck-Sur-Mer en mayo. Era el segundo metal para España tras el bronce de Loida Zabala.

NATACIÓN

España suma y sigue en la piscina. En el Europeo de Dublín ganó 52 medallas: 13 oros, 16 platas y 23 bronces. La española que más veces subió al podio fue Nuria Marqués (S9), que se colgó metales en todas las pruebas que disputó, destacando los oros en 100 espalda, y 200 estilos, a los que añadir las platas en 200 libres y 400 libres y los bronces en 100 mariposa y 50 libres.

Por su parte, Sarai Gascón hizo triplete dorado: 100 libres, 100 mariposa y 50 libres.

TAEKWONDO

Álex Vidal fue bronce en el Europeo. Completó su particular pleno continental: siete participaciones y siete medallas.

TENIS DE MESA

Jordi Morales se proclamó, en Lasko (Eslovenia), campeón del mundo individual por primera vez en casi dos décadas en la élite. El barcelonés ha sido elegido, además, mejor jugador del año por la Federación Internacional.

Álvaro Valera logró una plata y Juan Bautista Pérez, un bronce.

Y tras más de dos décadas sin subir a lo más alto del podio en tenis de mesa femenino, Cristina Rubio ganó el Open de Almería en categoría de dobles.

TENIS EN SILLA

Daniel Caverzaschi y Martín de la Puente disputaron el Masters de doblespor segundo año consecutivo. Sólo lo juegan las ocho mejores parejas del circuito.

TIRO OLÍMPICO

El oro de Juan Antonio Saavedra en la Copa del Mundo de tiro de Chateauroux le dio a España el primer billete para Tokio 2020.

TRIATLÓN

Cuatro medallas se trajo España del Mundial de Gold Coast (Australia). Oros mundiales de Dani Molina y de Susana Rodríguez y su guía Paula García, plata de Alejandro Sánchez y bronce de Héctor Catalá y su guía Gustavo Rodriguez .

Fuente: https://www.marca.com/paralimpicos/2018/12/31/5c291c9d468aeb11498b4590.html

Los Deportistas Paralímpicos Españoles que han derribado “barreras” en 2018.

Cabello, Alonso, Ruiz, Zabala, Ibañez y Gavilán han competido con deportistas sin discapacidad.

Publicado por Almudena Rivera. marca.com/paralimpicos.

La medalla de bronce en el Campeonato de España absoluto de ciclismo ha sido un punto de inflexión en mi carrera deportiva. Ha servido para demostrarme a mí mismo que, a pesar de mis discapacidad, puedo estar al nivel de los mejores de España y también le da valor a todos los deportistas paralímpicos. Demuestra que somos deportistas de élite y que no tenemos techo. Somos exactamente igual que los olímpicos”, dice Alfonso Cabello convencido.

El ciclista cordobés se colgó el 22 de septiembre de este año el bronce en la prueba del kilómetro contrarreloj que se disputó en el velódromo valenciano del Luis Puig, tras acabar tercero por detrás de Pepe Moreno (1:03.716) y por Alejandro Martínez (1:04.071). Cabello cruzó la meta en 1:06.307.

“Los paralímpicos somos deportistas de élite y no tenemos techo”.
Alfonso Cabello

Y eso que no llegaba al cien por cien porque una caída, mes y medio antes, le dejó tres semanas sin entrenar por molestias en el codo. “Es uno de los grandes ejemplos de integración en el deporte. Su futuro está en dar un paso más en pruebas internacionales con ciclistas sin discapacidad porque con los tiempos que es capaz de realizar puede ser un referente del ciclismo en pista español convencional a nivel internacional”, dice de él Félix García Casas, el seleccionador nacional de ciclismo paralímpico.

Para Cabello -campeón paralímpico en Londres 2012, bronce en Río 2016 y tetracampeón mundial individual en la prueba del kilómetro- este bronce es muy especial. “Es una hazaña tan grande como el oro paralímpico o uno de los cuatro oros mundiales que he ganado. Es un día que difícilmente voy a olvidar porque hice un pedacito de historia”, dice. En el mismo Campeonato también participó, por segundo año consecutivo, el también ciclista paralímpico Eduardo Santas.

No tiene límites

Alfonso, que nació sin antebrazo izquierdo, es el máximo exponente de integración en el deporte español, pero no ha sido el único paralímpico nacional que en 2018 ha roto barreras. Unos meses antes, la nadadora Michelle Alonso también hacía historia en Málaga al convertirse en la primera deportista con discapacidad intelectual en competir en unos Campeonatos de España absolutos de natación.

La campeona paralímpica en Londres 2016 y Río de Janeiro 2016 en la prueba de 100 metros braza (SB14) consiguió meterse en las semifinales de 50 metros braza con un tiempo de 33.55 segundos, en la misma serie que la plusmarquista de España de esa distancia Jessica Vall. “Para mí es muy especial nadar con gente como ella. Es un subidón. Nadar con gente tan grande te hace un poquito más grande”, confesó entonces. “Yo me siento normal, no como si tuviese una discapacidad. He nadado muchas veces con gente que no la tiene”, añadía. De hecho, este año también ha competido con nadadoras olímpicas en el Circuito Mare Nostrum.

Tampoco tiene límites la halterófila Loida Zabala, que en agosto se colgó la medalla de bronce en el Campeonato de Europa en la modalidad de ‘press banca’, disputado en la localidad francesa de Merignac. Loida, que perdió con 11 años la movilidad en las piernas por una infección de médula, compitió contra rivales sin discapacidad.

Ni hay barreras tampoco para José Manuel Ruiz, el único con discapacidad de los 71 palistas que compitieron en el Campeonato de España absoluto de tenis de mesa en Antequera. Nació hace 40 años con agnesia (falta de desarrollo) en el brazo derecho pero nunca ha sido un obstáculo para alcanzar la élite y mantenerse. Es el único deportista paralímpico, de las tres últimas décadas, que ha competido en la Superdivisión, la máxima categoría del tenis de mesa español. En la actualidad lo ahce con el Cambados.

Y el fin de semana pasado, Álvaro Gavilán (-73 kg) y Sergio Ibáñez (-60 kg), ambos con discapacidad visual, compitieron en el Campeonato de España de judo absoluto. El aragonés conquistó la plata tras un gran campeonato. Cayó en la final ante Justo Alejandro Núñez por wazari.

Alfonso, Michelle, José Manuel, Loida, Álvaro y Sergio han demostrado a lo largo de 2018 que son deportistas tan capaces como cualquier otro.

Fuente: https://www.marca.com/paralimpicos/2018/12/31/5c1d19e2e5fdea131a8b45b4.html

Lo que la película Campeones ha hecho por la discapacidad

Además de cosechar buena prensa, taquilla y favor del público, la cinta de Javier Fesser ha logrado algo que bien merece un Óscar: dio valía a todo el colectivo con una sonrisa.


Publicado por Elena Calvo y Érika Montañés abc.es/sociedad

Son campeones. Lo demuestran en cada gesto. En cada acción. Pero llegó una película, les dio nombre, provocó una carcajada y otorgó valía a personas que todos los días de su vida deben demostrar lo capaces que son.

Hasta ahora, quizás no se había hecho con una sonrisa. Al menos, no una hilaridad sonora y masiva, porque la cinta de Javier Fesser logró buena prensa, éxito de público y de taquilla, coronado por una decena de nominaciones a los premios Goya y la preselección en la carrera a los Óscar. Aunque finalmente se haya quedado descolgada de los reconocimientos de Hollywood, puertas adentro, el filme de Fesser ha recabado un rotundo mensaje unánime por parte de quienes trabajan con el colectivo: ha supuesto un antes y un después en España.

Cómo se despierta

Tal vez en otros países, cuentan desde esas entidades volcadas con las personas con discapacidad, la visibilidad del colectivo se consiguió con «otros métodos». Cómo despierta cada sociedad es un misterio. Lo hace, movida por un pulso cultural definido, a través de una campaña de sensibilización, una película, un libro, un referente icónico como una «celebrity» o, simplemente, se naturaliza a través de una legislación específica.

España fue dando pasos. Pero las fundaciones y entidades que trabajan mano a mano con algunas de las 3,84 millones de personas con alguna discapacidad que hay en nuestro país (sea física, sensorial, orgánica o intelectual), coinciden curiosamente en un diagnóstico: Campeones dio visibilidad a un colectivo que ya la tenía, pero lo hizo «sin ternurismos, sin concesiones a una emotividad ñoña, con talento y respeto a una realidad que tiene pocas oportunidades de lucirse en la gran pantalla. Campeones conecta con una sensibilidad generalizada que tiene la ocasión de ver y apreciar a personas, que se muestran en primera persona», resume Luis Pérez Cayo Bueno, presidente del Cermi(Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad).

Continúa el dirigente de Cermi, el máximo exponente de la discapacidad en España:«La obra cinematográfica merece todos los premios, pero no como un favor a la película, sino como favor a un público mundial que disfruta de una historia de gente que no solo sueña, sino que sobre todo hace soñar».

Para el director de Comunicación e Imagen del Grupo SocialONCE,Antonio Mayor Villa, no es menos cierto que las personas con discapacidad han logrado en los últimos años un destacado avance en derechos de ciudadanía, que, opina, «no hubiera sido posible sin la enorme transformación que la sociedad ha recibido en cuanto a la imagen de estas personas». Concita: «Hemos transitado por décadas en que se hablaba de minusválidos, de disminuidos, postrados o sufrientes y, con mucho esfuerzo y demostrando todas nuestras capacidades, hemos llegado a que nos valoren por lo que somos, por nuestro talento y no por nuestra discapacidad».

Recibe un baño de realidad

«Por ello –ultima Mayor Villa–, cuando una película entra en este mundo y muestra con acierto y bendita normalidad esta realidad el efecto es el logrado por Campeones. La sociedad recibe un baño de realidad que, aun inmerso en ficción, logra un impacto muy importante y positivo».

En opinión de Agustín Matía, director de Down España, que representa a las 100.000 personas con síndrome de Down en el país, la clave está en la «humanización» que ha logrado la película de las personas con discapacidad intelectual. A su juicio, el mensaje que se transmite es el de que lo más importante del ser humano, es decir, su dignidad, no reside en la parte intelectual, «sino en los valores de la propia persona, que van más allá».

En ese recorrido por los progresos paulatinos que ha logrado el colectivo, ha fallado históricamente uno: el empleo. Entidades que trabajan para integrarlos en el mercado laboral reivindican la trascendencia de pedir ese empleo con una comedia como instrumento. Desde la Fundación Juan XXIII RoncalliMiguel Ángel San Juan esgrime que la película «llegó para dar un empujón que era precioso. Supuso un soplo de aliento».

Ana Muñoz de Dios, directora general de la Fundación Integra, cree que la conquista de Fesser y su equipo ha sido «inédita». «Quita etiquetas y hace que podamos acercarnos a la discapacidad con normalidad y naturalidad, haciéndonos ver que todos somos diferentes, en tono de humor, con optimismo, sin dramas ni compasiones. Rompe barreras tocando la parte más emocional y lanzando un mensaje: es necesario vivir de cerca esta realidad para darnos cuenta de que hay que integrar en nuestra sociedad urgentemente a personas con discapacidad porque nos aportan mucho. Son personas entregadas y motivadas que trabajan desde el corazón». Además, arguye Muñoz de Dios, «la película evidencia cómo estas personas son “sobrecapacitadas” emocionales frente a la “discapacidad emocional” de otras personas que no tienen el certificado de discapacidad ».

Beneficio social

La inclusión es enriquecedora para la sociedad. Nunca lo ha dudado Almudena Martorell, presidenta de laFundación A la Par, que acogió uno de los cástings con actores muy reales que organizó Fesser para la cinta (Stephan, el joven que rueda desde una pelota de baloncesto a un pedazo de fruta). «Campeones ha superado con creces el reto de pasear por el filo de “reírse de” a “reírse con” –dice Martorell–. Nos ha brindado un momento histórico, una ventana de sensibilidad que debemos aprovechar al máximo para seguir cambiando las cosas».

Si, como dijo recientemente un reconocido actor, una sociedad se mide por cómo trata a sus eslabones (también a los que en apariencia son más débiles), Campeones nos ha mejorado un poco a todos.

Fuente: https://www.abc.es/sociedad/abci-pelicula-campeones-hecho-discapacidad-201812300151_noticia.html?fbclid=IwAR32-qD89l7MT7HmlfAUvuPTpjE9n9J5fEJ96xgrKGtqnldSNh2Cr7_BBPA

El éxito de un “Entrenador con Parálisis Cerebral”.

Rubén Conde dirige, educa y enseña a un equipo femenino de fútbol a no rendirse nunca.

Publicado por Laura Marta. abc.es.

Con ocho años, Rubén Conde no podía ni caminar. Una parálisis cerebral lo hacía caer todo el rato. Y aún así, se apuntó al fútbol. Su madre le preguntó si estaba loco. Pero no, Rubén Conde no estaba loco. Solo quería jugar con sus amigos a un deporte que le apasiona, por el que vive, con el que sueña, que le hizo aprender a levantarse con cada caída y para el que se ha convertido en referente y entrenador de un equipo de niñas (Nuestra Señora de las Victorias) que han descubierto con él todos los valores que el balón ofrece.

«Yo camino por el esfuerzo que hicieron mi madre y mi padre, con la rehabilitación. Pero sobre todo, por mis ganas de superación y por el fútbol. Me apunté y me preguntaron: “¿Con todas las consecuencias?”. Y yo: “Con todas las consecuencias”», se expresa Conde en conversación telefónica con ABC. «El primer día de fútbol, mi entrenador, Manolo, dijo que había que saltar el potro. Yo le dije que no podía. Me mandó a casa. Al día siguiente volví a decirle que tampoco podía. Me volvió a mandar para casa. Al tercer día lo intenté. Ahí me di cuenta de que podía hacerlo todo en mi nivel: a partir de ese día corría, me caía y volvía a correr. Con todas las consecuencias. Otros entrenadores tenían miedo de entrenarme porque siempre me ponía el primero para todo: barrera, portero, lo que fuera».

Su pasión lo hizo jugar hasta los catorce años, pero cuando le dijeron que en esa categoría los empujones iban a ser mucho más fuertes, le propusieron ser entrenador. Aprendió y mantuvo durante toda su carrera esa tenacidad que comparte hoy con las casi treinta chicas que entrena en diferentes categorías. «En el colegio donde trabajo vinieron tres chicas para decirme si podía ser su entrenador, porque siempre jugaban los chicos y ellas también querían. Y yo dije: “¿por qué no?”. Era partir de cero. Enseñarles de cero. Pero lo que quiero es que aprendan a trabajar, a comprometerse, a no faltar al entrenamiento. Me preparo las tácticas, las ganas, los ejercicios. Empezamos con ocho chicas el primer entrenamiento y ahora son trece en el cadete y trece en el infantil. Ellas me lo dan todo, así que yo me dejo todo por ellas. En ningún momento ven mi discapacidad», añade.PUBLICIDADinRead invented by Teads

Mónica Bosqued, madre de una de las alumnas de Conde, lo corrobora: «Las niñas están superorgullosas de su entrenador, le tienen un respeto impresionante. Se preocupa por ellas si están enfermas, llama a casa para saber cómo están… Las cuidaba en el patio y ahora les da unos valores infinitos. Las niñas no ven la parálisis. Y a todos nos dan una lección de normalización impresionante. Al principio, los padres de los equipos rivales nos veían raro, como con un poco de pena, pero después se acercan a darle la enhorabuena. A los adultos nos ha inculcado una amistad muy bonita también. Son un equipazo, no jugando porque pierden muchos partidos, sino a nivel de compañerismo».

«Yo admiro a todas las niñas. Recibo su aprecio, su cariño, su educación, su máximo esfuerzo, su ganas de trabajar. Yo siempre les digo que conmigo no se tienen que dejar. Si voy a tirar un penalti que lo paren. Si no, me enfado. Hay que insistir aunque se falle. Insiste, insiste, insiste y lucha, lucha, lucha».

Su compromiso con las niñas y con el fútbol ha sido subrayado con el premio de Cadena Cien «Por un mundo mejor», pero Conde insiste en que solo es alguien que hace lo que hace por pasión. «Yo solo soy Rubén. Hay que quitar el prefijo “dis” de “discapacidad”. Como yo somos muchos, pero hay que descubrir y sacar a la luz todo lo que hacemos. De cualquier capacidad. Yo no me considero discapacitado ni tampoco la gente que me rodea. Soy Rubén. Un tío normal. Punto», completa, y ya prepara su próximo entrenamiento. Y las niñas del colegio Nuestra Señora de las Victorias, en Madrid, esperan ya sus órdenes y sus valores. La victoria ya la tienen.

Fuente: https://www.abc.es/deportes/futbol/abci-exito-entrenador-paralisis-cerebral-201812260116_noticia.html

¿(Dis)CAPACITADOS? ¿(Minus)VÁLIDOS?. Mírenlos bien, son Campeones.

Publicado por Almudena Rivera. http://marca.com/paralimpico.

Cuando nos cruzamos por la calle con una persona en silla de ruedas, con un ciego o con alguien sin un brazo o una pierna, lo primero que la gente suele pensar es: ¡Pobrecillo! Sienten pena porque les ven como vidas truncadas. Piensan en todo aquello que no pueden hacer por ‘culpa’ de sus limitaciones físicas, visuales o intelectuales. Pero realmente los ciegos son ellos al no darse cuenta de que son personas muy capaces, más incluso que aquellos que creen que no tienen ninguna discapacidad.

Imagínense un arquero sin brazos. ¿Imposible? Ni mucho menos. Su nombre es Matt Stutzman. Fue uno de los deportistas que más me impactó en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. Su forma de disparar las flechas llamó la atención de todos. El estadounidense sujetaba con su pie derecho el arco, tensaba la cuerda estirando el hombro derecho, al que llevaba atado una especie de arnés, y disparaba la flecha con la boca ante el asombro del público. Ganó una medalla de plata y se convertió en el mejor embajador de su lema: “Imposible es un estado mental”.

Pero no hace falta irse tan lejos para ver las capacidades de los, en teoría, (dis)capacitados. Uno de los más claros ejemplos es el ciclista paralímpico Alfonso Cabello, que nació sin antebrazo izquierdo. Es el español -con o sin discapacidad- más rápido en la prueba del kilómetro en pista. Su récord en el Mundial de 2014 en Aguascalientes (México) marcó un hito (1’01″683). Este año, además, se ha colgado un bronce en dicha distancia en el Campeonato de España absoluto. Era el único con una limitación física en la prueba y consiguió el tercer mejor tiempo ante ciclistas sin ningún tipo de (dis)capacidad física (1:06.307).

También este año, la nadadora con (dis)capacidad intelectual Michelle Alonsohizo historia al disputar un Campeonato de España absoluto con otras de la talla de Jessica Vall. La canaria se metió en semifinales de los 50 metros braza , imponiéndose a rivales, en teoría, superiores por el simple hecho de no tener (dis)capacidad.

La halterófila Loida Zabala también sabe lo que es ser la mejor en competición con rivales sin limitaciones físicas. La extremeña, en silla de ruedas por una infección de médula a los 11 años, se proclamó hace dos años campeona de la Copa de Europa de Powerlifting sin discapacidad.

O el palista paralímpico José Manuel Ruiz, que juega en la máxima división española del tenis de mesa con el club Cambados y que este año ha competido en el Campeonato de España absoluto. Era el único de los 71 participantes con esa teórica (dis)capacidad.

¿Y Teresa Perales y sus 26 medallas en Juegos, sólo dos menos que Phelps? ¿Y Jon Santacana? El esquiador , con nueve medallas paralímpicas, es doble campeón paralímpico junto a su guía Miguel Galindo de la prueba de descenso, en la que llega a alzanzar los 120 km/h y tiene sólo un 5% de visión.PUBLICIDADinRead invented by Teads

El deporte es el mejor vehículo para demostrar que las barreras o límites existen, pero están ahí para ser derribados.

Todos ellos son, por encima de todo, Campeones. Creo que no hay mejor título, además, para la película que este año ha arrasado en taquilla y que ha sido elegida para representarnos en los Oscar. Una cinta que aborda la discapacidad con sentido del humor, que normaliza, que no cae en sentimentalismos excesivos y que te hace salir del cine con otro punto de vista… Sin prejuicios.

¿Siguen pensando en ellos como personas menos capaces o menos válidas que los demás? ¿De verdad? Yo siempre he creído que discapacitada es aquella persona que no puede hacer algo. Yo no soy capaz de hacer infinidad de cosas, a pesar de no tener limitaciones físicas, visuales o intelectuales. ¿Soy entonces (dis)capacitada? No conozco a persona alguna capaz de hacer de todo, siempre hay algo que se nos resiste. Por lo tanto, deberíamos replantearnos el término y pensar que, o todos somos discapacitados o no lo somos ninguno. Porque los límites no están en una silla de ruedas, en una prótesis o en un bastón de ciego, los límites están en nuestra mente.Quítense la venda de los ojos porque los ciegos somos nosotros.

Fuente: https://www.marca.com/paralimpicos/opinion/2018/12/03/5c0448cae2704e84048b45df.html

Desirée Vila: “Lo único incurable son las ganas de vivir”.

Es su lema, su libro y su tatuaje tras la amputación de su pierna derecha.


Desirée Vila posa con su libro en el CAR de Madrid. Foto: Pablo Moreno

Publicado por Almudena Rivera. marca.com/paralimpicos.


Siempre escribí. Cuando entrenaba en el equipo nacional de gimnasia acrobática explicaba mis sensaciones en los entrenamientos y en las competiciones. Y después del accidente escribí todo porque era importante que no me olvidase de los detalles de cara al juicio. No sabíamos si iba a ser en dos años, en tres o en ocho. Por eso mis padres me recomendaron hacerlo. Lo redacté de manera positiva y, cuando lo leyeron, me animaron a publicarlo. Fue una experiencia muy bonita y me gustaría sacar otro”, dice.

‘Lo único incurable son las ganas de vivir’ (editorial Temas de hoy) refleja el antes, el durante y el después del accidente con realismo pero también con energía e incluso sentido del humor. El título es su lema. Se lo escuchó por primera vez a una enfermera del hospital en el que le amputaron la pierna derecha. Se lo había visto tatuado a la altura del corazón a una mujer que se había sometido a una cirugía cardíaca.

En los días malos, esta frase me ayuda a recordar por qué estoy aquí y todo lo que he pasado antes. Y que lo que venga ahora no va a ser nada comparado con lo que yo ya he vivido”, reflexiona.

Sirve de ayuda a otros

“Escribir todo lo que me había pasado fue terapéutico para mí, pero lo que más me gusta es que ayuda a otras personas a superar sus propios problemas. El mensaje es que hay que aprovechar cada momento porque nunca sabes lo que te va a venir. Hace cuatro años yo estaba haciendo un deporte completamente diferente y no concebía mi vida sin la gimnasia. Pero la vida te puede cambiar drásticamente y te tienes que adaptar”, añade.

“Lo que más me gusta es que ayuda a otras personas a superar sus propios problemas”.
Desirée Vila

La gallega reconoce que “cuando te pasan estas cosas piensas: ‘¿Por qué a mí?’, pero luego te das cuenta de que cada uno tiene lo suyo“. Desirée decidió seguir con sus planes. Aunque no podía ser gimnasta, se hizo entrenadora. “Recuerdo ya amputada llegar a casa y hacer el pino. Sigo practicando gimnasia a mi manera”, dice.

Siempre había querido irse a estudiar al extranjero y lo mantuvo tras el accidente. Dos años ha estado en Inglaterra. “Quería demostrarme que era independiente y quería espabilar y volver a la vida de antes”.

Leones sobre ruedas: la selección española de rugby en silla rodará en Europa en 2019.

Competirá en el Europeo C y por primera vez habrá Liga española.

La selección española de rugby en silla, en la última concentración en el CAR de Sant Cugat. Foto: FEDDF.

Publicado por Almudena Rivera. marca.com/paralimpicos.


El rugby en silla de ruedas fue creado en 1977 por un grupo de deportistas tetrapléjicos canadienses que buscaban una alternativa al baloncesto en silla de ruedas. Los jugadores con movilidad reducida en brazos y manos promovieron un deporte en el que poder jugar en igualdad de condiciones. Actualmente se juega en cuatro de los cinco continentes y en más de 40 países, entre ellos España, aunque en nuestro país está aún en vías de desarrollo.

El primer club se creó en el año 2012 en Madrid y se llamó Toros SAD-FLM. Después se fundó el BUC Wheelchair rugby en Barcelona y a ellos les siguieron elCAI Zaragoza y el Zuzenak (Vitoria).

Con la existencia de estos cuatro clubes, nació un proyecto para desarrollar una selección española de rugby en silla, ‘Leones sobre ruedas’, con el objetivo de participar en el Europeo C en 2019, aunque aún no hay fecha concreta ni sede. Valencia también ha creado su propio equipo. “En la actualidad hay nueve ciudades trabajando en su desarrollo. A las anteriores hay que añadir Toledo, Sevilla, Manresa y Mallorca. Estas últimas están en fase inicial de captación de jugadores y consiguiendo el material”, explica David Campón, coordinador nacional del rugby en silla.

En la actualidad hay nueve ciudades en España trabajando en el desarrollo del rugby en silla”.
David Campón

“Llevamos trabajando en ello desde 2017. Hemos hecho tres concentraciones con un grupo de entre 16 y 18 deportistas”, añade. La última concentración ha sido este mismo mes, del 6 al 10 de diciembre en el CAR de San Cugat.

Su objetivo es disputar en 2019 el Europeo C, en el que además de España participarán Noruega, Israel, Italia, República Checa y Bélgica. Los dos primeros países accederían al nivel B para de ahí optar al nivel A. “Sería nuestra primera participación internacional, pero hay selecciones que nos llevan 10 ó 12 años de desarrollo. Vamos a la cola en este deporte”, explica Campón. “Nuestro objetivo es ser competitivos”, añade.

Nuestro objetivo es ser competitivos.
David Campón

Para ser competitivos, España ha fichado al francés Nicolás Coste como seleccionador. Tiene más de 15 años de experiencia y entrenó al equipo de Toulouse, el más importante de Francia.

Así se juega al rugby en silla.

  • Incorpora algunos elementos del baloncesto, el balonmano, el voleibol y el hockey sobre hielo.
  • EQUIPOS: Dos de cuatro jugadores. Son equipos mixtos. Las jugadoras en pista tienen una bonificación de medio punto.
  • SIN BALÓN OVAL: se juega con una pelota blanca idéntica a las usadas en el voleibol. El objetivo es atravesar con el balón la línea de fondo del campo del rival. No se juega con un balón oval porque los jugadores tienen tetraplejias, cuádruples amputaciones, parálisis cerebral, enfermedad degenerativa, y hacen que muchas veces no tengan la motricidad fina y jugar con un balón oval es complicado.
  • DURACIÓN: cuatro tiempos de ocho minutos, con dos minutos de descanso entre cuartos y cinco en el descanso. Los jugadores pueden pedir tiempo muerto de 30 segundos y los entrenadores, dos de un minuto.
  • PROHIBIDO CONTACTO FÍSICO: Es ilegal pero sí está permitido el contacto silla con silla y es la esencia del juego.Son impactos o bloqueos.
  • ZONAS DE CASTIGO: Como en el hockey hielo, los jugadores que cometen alguna violación del reglamento están penalizados un minuto y deben permanecer en esta zona.
  • LA CANCHA: Es del tamaño de las que se utilizan en el baloncesto (28×15) con un área OK de 8×1,75 metros delimitada por conos, que es la zona en la que se marcan los goles.
  • SILLAS DE RUEDAS: Hay de dos tipos: las de ataque son parecidas a las de baloncesto pero completamente protegidas, “parece un carro de combate”; las defensivas tienen unos aros de goma específicos para los deportistas con lesiones más severas y tienen un ‘bumper’ en la parte delantera de la silla que sirve para atrapar a las sillas ofensivas. Se crea para compensar las diferencias de capacidades entre dos jugadores con lesiones más o menos severas.

Primera liga española

2019 va a ser un año clave en el desarrollo del rugby sobre ruedas en España. Además del Europeo, se va a disputar por primera vez una liga entre los cuatro equipos consolidados. El 12 de enero, se juegan los partidos de ida en Madrid y el 16 y 17 de febrero en Barcelona la segunda vuelta. La fase final (primero contra último y segundo contra tercero) tendrá lugar en Zaragoza el último fin de semana de marzo. De allí saldrá el primer campeón de la liga española.

Edgar Escolán, precisamente jugador del CAI Zaragoza, es uno de los leones sobre ruedas. Conoció este deporte tras ver la película ‘Murderball’ sobre el rugby en silla en Estados Unidos. “Siempre había jugado al baloncesto en silla y hay mucha descompensación . El rugby está destinado a personas con las cuatro extremidades afectadas. Vi que habían creado un pequeño equipo en Barcelona y conocía a uno de ellos del hospital y me puse en contacto con él”, recuerda.

Edgar, tetrapléjico tras un accidente de tráfico, empezó a ir y venir a Barcelona desde Zaragoza para aprender de este deporte y fue uno de los impulsores del equipo del CAI. “Ahora, con la Liga ves que el trabajo de estos cuatro años va teniendo sus frutos. Es importante que un chaval con discapacidad alta vea que puede jugar a este deporte”, explica.

Nuestro sueño es jugar el año que viene el Europeo compitiendo con otras selecciones y, a muy largo plazo, disputar unos Juegos Paralímpicos. Pero es muy difícil, igual no lo ve ni mi generación”, reflexiona.

Fuente: https://www.marca.com/paralimpicos/2018/12/27/5c1a98d9468aeb9e018b456d.html