PARAHALTEROFILIA: Loida Zabala, Bronce Europeo de Halterofilia Paralímpica Berck-Sur-Mer 2018.

La extremeña Loida Zabala, con un levantamiento de 90 kilos en la categoría de menos de 50, logró este viernes la medalla de bronce en el Europeo de halterofilia paralímpica.

Loida Zabala.

Publicado por as.com/masdeporte. Fuente: EFE 

La extremeña Loida Zabala, con un levantamiento de 90 kilos en la categoría de menos de 50, logró este viernes la medalla de bronce en el Europeo de halterofilia paralímpica disputado en la ciudad francesa de Berck-Sur-Mer.

Loida, de 31 años, se midió a seis rivales en la categoría de menos de 50 kilos. Arrancó con un primer levantamiento válido de 90 kilos, pero después realizó dos nulos de 97 que le impidieron continuar compitiendo aunque le otorgaron la tercera posición final.

La medalla de oro se la llevó la turca Nazmiye Muratli (111 kilos), que se impuso a la ucraniana Lidia Soloviova, vigente campeona paralímpica y mundial (106 kilos).

Con este bronce, Loida repite la misma posición en el podium que en el Europeo de Aleskin (Rusia) en 2013. Además, en su palmarés se incluyen tres diplomas en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

La otra representante española en este Europeo, la barcelonesa Montse Alcoba, competirá en la categoría de menos de 86 kilos el lunes 28 de mayo.

La halterofilia paralímpica se disputa en la modalidad de press de banca, con el deportista tumbado. Los levantadores se agrupan en función de su peso corporal y no de su tipo o grado de discapacidad.

Existen diez categorías masculinas (desde menos de 49 hasta más de 107 kilos) y otras tantas femeninas (desde menos de 41 hasta más de 86 kilos).

Anuncios

Liberty Seguros promueve la creación de 28 Emojis Paralímpicos.

Con el fin de lograr un lenguaje universal y diverso en las redes.

No existen emojis de deportistas paralímpicos

Piden un icono por cada deporte olímpico de verano e invierno

La campaña de Liberty Seguros a favor de los emojis paralçímpicos

La campaña de Liberty Seguros a favor de los Emojis Paralímpicos.

Publicado por marca.com/paralimpicos.

Liberty Seguros ha puesto en marcha la iniciativa #PARAEMOJIS con el objetivo de encontrar los apoyos necesarios para presentar una propuesta a Unicode, de modo que desde ahora hasta el mes de julio pondrá distintas acciones en marcha para que el estándar de Unicode incluya en su listado 28 emojis de deportistas paralímpicos, uno por cada disciplina del programa oficial de los juegos de invierno y de verano.

Esta acción supone un paso más en el reconocimiento del deporte paralímpico en nuestra sociedad, un límite que en este caso está en el lenguaje universal de las redes sociales y que, tal como reza el lema de esta iniciativa “tenemos que superarlo entre todos”.

Unicode busca desde hace algunos años la representación a través de emojis de personas, objetos, emociones y lugares para que el usuario pueda expresarse a través de sus redes de la forma más fiel posible a su propia realidad. Sin embargo, #PARAEMOJIS reivindica que no existen emojis de deportistas paralímpicos y pone de manifiesto que son necesarios para que exista una diversidad real.

“Según algunas teorías, el pensamiento no surge hasta que se empieza a desarrollar la función simbólica. Por eso en #SeSalen hemos querido ir un paso más allá para lograr un mayor reconocimiento de los deportistas paralímpicos, buscando apoyos para que los #PARAEMOJIS se introduzcan en nuestro lenguaje universal a través de las redes sociales, dándoles la relevancia que merecen y logrando una diversidad real en nuestro pensamiento”, explica Jesús Ángel González, responsable de Comunicación Corporativa y RSC de Liberty Seguros.

El hashtag #PARAEMOJIS identificará todos los apoyos en redes sociales, pero además, se lanzará un vídeo que explicará con mayor profundidad la iniciativa, de forma que el mensaje llegue al mayor número de personas posible.

Además, pondrá a disposición de quienes quieran apoyar la causa una petición en Change.org y un libro de firmas tanto en la Feria del Corredor de la Carrera Liberty, como en la propia Carrera el próximo 3 de junio.

Así, Liberty Seguros propone 28 #PARAEMOJIS que representan a nuestros deportistas paralímpicos, y que la aseguradora propone que Unicode agregue al listado de 108 deportes masculinos, 108 deportes femeninos y 108 deportistas con distintos colores de piel.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2018/04/03/5ac3a0e7468aeb556b8b4613.html

Dani Caverzaschi: “La silla de ruedas no es equipaje, son nuestras piernas”.

El tenista paralímpico pide un protocolo internacional en los aeropuertos.

Dani Caverzaschi jugando con una silla prestada a la que tuvo que...

Dani Caverzaschi jugando con una silla prestada a la que tuvo que poner toalla y camisetas.

Publicado por Almudena Rivera.

Hace unos días, el tenista paralímpico Daniel Caverzaschi tenía que viajar a Tel Aviv para disputar un torneo. Como siempre que compite, viaja con dos sillas de ruedas: la de calle (con la que se mueve fuera de la pista) y la de competición (con una angulación). El madrileño, que nació hace 24 años sin el fémur y la rodilla de su pierna derecha, vivió un episodio de lo más desagradable en el aeropuerto de Barajas y aún le duele recordarlo. Norecuerda en tono victimista porque no pretende dar pena, lo que quiere es denunciar una situación que es más habitual de lo que debería y a la que pretende poner fin el embajador de KIA.

Fue un dramaLa aerolínea Tarom no me dejó facturar la silla en una caja protectora en la que la llevo siempre para que no me la rompan en los aviones. Al final me la rompieron”, explica. La empresa italiana que se la diseña, le hizo una caja protectora fácil de transportar y en la que la silla va perfectamente encajada para que, precisamente, no se pueda romper en la bodega de un avión como ya le había pasado en alguna ocasión anterior.

“Desde que la tengo, la facturo y me despreocupo porque es imposible que me la rompan, lleva aluminio en los costados y ni a propósito me la pueden romper. Siempre me la dejan pasar porque por ley puedo llevar dos sillas de ruedas y no hay límite de peso, no es equipaje. Hay gente con silla de ruedas eléctricas que pesan 100 kilos y no puedes dejar a alguien con este tipo de silla en tierra. Esta aerolínea me decía que la silla era equipaje y la silla no es equipaje, son nuestras piernas. Ellos me decían que el límite era 32 kilos (pesaba 40), pero es una silla de ruedas, no tiene límite de peso“, dice indignado Caverzaschi.

Lab3.11, la empresa italiana que diseña su silla desde hace un año, además de hacerla a medida (algo fundamental en el tenis en silla porque, además, los jugadores van amarrados) la diseñó de tal manera que se desmonta en tres piezas. Y a Dani le tocó desmontarla allí, en medio del aeropuerto. Cuando llegó a Israel, el chasis estaba tocado.

Estuve toda la semana agonizando con la silla. Al principio una rueda estaba en el aire e hicimos algunos ajustes pero me sentía muy incómodo y el día de la final, al comienzo del primer set veo que la silla se había partido por la mitad. Me dejó la suya Martín de la Puente, mi compi, pero jugar en una silla de otro es una barbaridad porque están hechas a medida. Aun así me pude amarrar y casi consigo la victoria. Perdí 6-4 y 7-5 pero con mucha rabia porque estaba jugando muy bien. Pero cuando es un factor externo…”, dice. “Le tuve que poner toallas y dos camisetas usadas en la cadera para no bailar tanto dentro de la silla. Tiré de imaginación e hicimos algunos ajustes con Martín y el mecánico del torneo. Ahora me río pero en el momento fue bastante dramático”, añade.

Objetivo: la creación de un protocolo internacional

Lo malo es que este episodio no es algo puntual. El tenista madrileño, número 14 del ránking mundial de tenis en silla, ya sabe lo que es que la aerolínea le rompa la silla de competición. Ya le pasó en 2014 durante un vuelo a Londres.

Cada viaje voy rezando en el avión. El tema de las aerolíneas es algo que tenemos que cambiar porque no puede ser que cada viaje sea una odisea y dependamos de cómo trate la silla el portador de equipajes de turno o del protocolo que tiene el aeropuerto de turno. No hay un protocolo internacional. Mi objetivo es cambiar esto para que sea más fácil para una persona en silla de ruedas viajar“, dice convencido. Él, como deportista de alto nivel, hace una media de 60 vuelos al año y una silla de competición como la suya cuesta entre 6.000 y 9.000 euros.

“Volviendo de Israel, me puse a repasar anécdotas que me han pasado con las aerolíneas, con el tema de falta de protocolos que hay a la hora de facturar una silla de ruedas extra y que al entrar al avión no la lleven como equipaje, a la asistencia… Hay que trabajar de manera constructiva con las aerolíneas y entidades aeroportuarias para crear un protocolo internacional. Yo sé que la mayoría de las aerolíneas tienen la mejor de las intenciones, pero hay protocolos y leyes anticuadas que no están bien para el siglo XXI. Tenemos pensado intentar concienciar de los problemas y buscar soluciones y el objetivo final es un crear un protocolo internacional con las aerolíneas”, insiste.

Normativa Europea

  1. Directrices Interpretativas para la aplicación del Reglamento (CE) nº 1107/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, sobre los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida en el transporte aéreo: El Reglamento permite que los pasajeros con discapacidad lleven dos artículos de equipo de movilidad sin ningún coste adicional. Por tanto, si el pasajero con discapacidad desea transportar un artículo de equipo de movilidad que también pueda utilizarse con fines deportivos, solo o en combinación con un artículo del equipo de movilidad diario, dicho artículo deberá transportarse de forma gratuita. Las normas aplicables al transporte de equipos de deporte que no sean de movilidad se aplican también a las personas con discapacidad.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2018/05/11/5aede68fe5fdea87438b45c7.html

Un doble amputado de 69 años corona el Everest y hace historia.

Alpinismo. Xia Boyu es el primero que lo realiza desde el lado nepalí.

El escalador Xia Boyu, durante una entrevista

El escalador Xia Boyu, durante una entrevista. Foto: AFP.

Publicado por Almudena Rivera.

Xia Boyu tenía sólo cuatro años cuando Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay hollaron la anhelada cumbre del Everest -23 de mayo de 1953- por primera vez en la historia y demostraron al mundo que no hay cimas inalcanzables. Ayer este mensaje cobraba más sentido que nunca gracias a la increíble hazaña del escalador chino. Boyu, doble amputado de 69 años, cumplía un sueño o más bien una obsesión: alcanzar los 8.848 metros de la montaña más alta del planeta.

Su primer intento había sido en 1975. Entonces tenía 27 años y acabó perdiendo ambos pies por congelación severa. Una tormenta en la “zona de la muerte” del Everest, a escasos 200 metros de la cima, dejó a su expedición atrapada durante tres noches. Boyu prestó su saco de dormir a un compañero enfermo y, como resultado de su generoso gesto, acabó con los miembros inferiores congelados. Podía haber sido el final de su aventura pero este montañero no es de esas personas que tiran la toalla y, a pesar de las dificultades, siguió obsesionado con cumplir su sueño de juventud.

Sin embargo, la vida, que ya le había mostrado su cara más amarga en pleno Everest, volvió a ponerle a prueba en 1996. Entonces las malas noticias no llegaron desde la montaña sino desde la consulta de un oncólogo: padecía un linfoma, un tipo de cáncer que afecta al sistema inmunitario y el culpable de que al final le tuvieran que amputar ambas piernas por encima de la rodilla. Su sueño del Everest se alejaba un poco más… O eso parecía.

Cuatro intentos previos.

Pero su obsesión por hollar el Everest, en realidad, permaneció intacta. ¿Imposible sin piernas? Imposible no; más complicado, sí. Lo primero que hizo fue buscar la forma de poder llevar a cabo la gesta y eso pasaba por unas prótesis a las que pudiera colocar unos crampones, como las que se ven en la imagen de la derecha de este artículo.

Desde 2014 ha hecho tres intentos, pero fracasó en todos ellos debido al mal tiempo y al terremoto de 2015 que provocó avalanchas. El último fue en 2016, pero una ventisca a unos metros de la cima le obligaron a volver al campo base.

El año pasado, sin embargo, fueron las autoridades nepalíes las que frenaron a Boyu. Prohibieron a las personas con doble amputación -junto con escaladores ciegos y en solitario- intentar alcanzar la cima por motivos de seguridad. A principios de este año, los tribunales anularon estas medidas por considerarlas discriminatorias.

“Escalar el monte Everest es mi sueño. Representa un desafío personal, un desafío del destino”, explicaba a AFP el mes pasado. Y este lunes, por fin, pudo hacer realidad ese desafío.

Subió acompañado de tres sherpas y para evitar problemas de última hora realizó el último tramo del ascenso desde un balcón situado a 8.440 metros y no desde el campo IV, a 7.950 metros, donde normalmente se hace la última noche. Boyu se convierte en el primer doble amputado de piernas en hacer cima desde el lado nepalí. En 2006, el neozelandés Mark Inglis lo hizo desde el chino.

Fuente: http://www.marca.com/deportes-aventura/2018/05/14/5af95a1c268e3eb44e8b459f.html

El Langui: “En vez de llorar por mi discapacidad, el fútbol hizo que me integrara”.

Juan Manuel Montilla ‘El Langui’ soñó con ser futbolista, pero una parálisis cerebral se lo impidió. Charlamos con él en el #Panenka71 sobre música, cine y el Atlético.

Compartido por Borja Pardo Pardo y Julio Almenar Subirats.

Con el rodaje de Que baje Dios y lo vea me he quitado la espinita del fútbol, que es una de mis pasiones. Lo he unido al cine, un mundo en el que llevo desde 2008, así que haber hecho esta película para mí es una doble satisfacción. La película ha llegado hasta el Vaticano. Nos la pidieron y ahora estamos a la espera de saber qué le ha parecido al Papa.

De niño, el fútbol lo vivía como uno más. Todo el rato, fútbol. Lo que ahora son las consolas, en mis tiempos era el fútbol. Te ibas al cole con el balón, y estabas esperando al recreo para jugar las pachangas. También el fin de semana, aunque fuera con porterías improvisadas o jugando a colgarla, a penaltis, dos contra dos… Y yo, aunque tuviera mis dificultades, era tan ágil como el que más.

Cuando vi que mi sueño de ser futbolista no se iba a cumplir, estuve un par de años sin nada que me motivara. En aquel entonces, el rap estaba llegando a España. En el barrio, los mayores lo escuchaban en el parque. Me llamó la atención. Yo también podía rapear y comunicar con la música. Y ser otra vez uno más en el corro. El fútbol era eso, sentirse útil, así que el rap pasó a hacer la misma función cuando vi que con un lápiz y un papel podía escribir rimas.

Soy del Atleti pero antes era madridista a tope. Pasaba cada día por delante del Bernabéu para ir al hospital a hacer rehabilitación. Y me decía: ‘algún día jugaré ahí’. Pero cuando descubrí que no iba a ser futbolista, también empecé a ver al Madrid de otra manera. Con 13 o 14 años vi que mi filosofía era otra. Es un club en el que tienes que triunfar sí o sí, en el que solo vale ganar y ser el mejor. No me cuadraba, porque yo no era el mejor y ya no contaban conmigo. Y cuando visitaba el Calderón veía que la afición seguía animando aunque las cosas no salieran. Eso me hizo hacerme del Atleti.

En el Wanda Metropolitano todo es un poco más despegado. El Calderón era como vivir en una casa humilde y chiquitita en la que se han criado tus abuelos, tus padres, donde hay que compartir el comedor… Un sitio en el que todo te une, te hace tener más vínculos con el de al lado, aunque no le conozcas de nada. Todos salían de su puerta e iban andando al campo. Y ahora es un macroestadio al que tienes que llegar en coche, o en transporte público. Allí no va ni Dios andando. Es otra sensación, como irte de tu casa humilde para pasarte a una urbanización de lujo.

 

El Atleti nunca ha conseguido emocionarme tanto como el Goya. Antes de cumplir 12 años, el fútbol sí que me afectaba de forma más personal. Porque era lo que me hacía vestirme e integrarme en vez de quedarme en el sofá llorando por mi discapacidad. Mi familia lo sabía y lo utilizaba como hilo para superarme. Hoy lo vivo, pero no hasta el nivel de que me pueda emocionar. Relativizo. Si pierde el Atleti, al cabo de una hora ya estoy a mis cosas, a mi familia, a mis rodajes. Tengo una vida demasiado enriquecedora para que el fútbol me destroce y me haga llorar.

Me lo he pasado mejor con el Besolla [el equipo de fútbol sala del barrio] que con el Atleti. El Atleti mola, pero el Besolla son gente con la que he crecido. Y en su día [gracias a la canción y al videoclip Besolla FS (Aguantando el tirón, 2006), de La Excepción] fue el equipo de fútbol de barrio más conocido. El vídeo circuló por todos lados, salimos en el Marca… Y hay gente que me dice que su equipo se llama Besolla por nosotros

Lo que más malo me pone cuando voy al fútbol -y cuando voy con mi hijo- son los insultos, el racismo, el bullying que hace gente que muchas veces tiene a sus hijos al lado, viéndolos. ¿De verdad, macho? No sabéis el daño que estáis ocasionando, sería mejor que os quedarais en vuestra casa encerrados. Del fútbol, eso es de lo que más reniego. Tienes que estar dando lecciones todo el rato a tu hijo, porque los niños son como esponjas. Enseñarle a no buscar la ofensa más gratuita o la que más daño le va a hacer a ese árbitro. Cuando vas al campo, tienes que estar al mismo tiempo educando a tu hijo.

Fuente: http://www.panenka.org/miradas/langui-vez-llorar-discapacidad-futbol-me-integrara/

Definido el calendario de 22 deportes con medallas para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Sólo falta por decidir las ocho categorías del triatlón.

Publicado por marca.com/paralimpicos. Fuente: EFE.

El Comité Paralímpico Internacional ha informado de que, tras la reunión de la Junta Directiva celebrada en Bonn (Alemania), ha definido el calendario de veintidós deportes con medallas para los Juegos de Tokio 2020, que está prácticamente cerrado a falta de decidir las ocho categorías del triatlón.

Esta primera reunión de 2018 tenía como principal objetivo definir al detalle el número de pruebas con medalla de natación, atletismo y triatlón.

El triatlón tendrá ocho pruebas con medalla en los Juegos de Tokio 2020, cuatro para hombres y otras cuatro para mujeres, que tendrán que ser decididas por la Unión Internacional de Triatlón (ITU) en lo que a categorías se refiere.

El programa de atletismo paralímpico para Tokio 2020, que tendrá a unos 1.100 atletas en competición, contará con 168 eventos de medalla (93 masculinos y 74 femeninos), nueve menos que Río 2016.

Primer relevo mixto de la historia.

Por primera vez en los Juegos Paralímpicos, el atletismo incluirá un relevo mixto de 4×100 metros de clase mixta, compuesto por dos hombres y dos mujeres. El relevo debe incluir un atleta con discapacidad visual (clases T11-13), uno en silla de ruedas (T33-34 o T51-54), uno de discapacidad intelectual (T35-38) y otro con discapacidad física (T42-47 o T61-64).

En natación habrá 146 pruebas de medalla en Tokio 2020, que son seis menos que Río 2016. Se dividen en 76 para hombres, 67 para mujeres y tres relevos mixtos de género. Dos de esos relevos son nuevas incorporaciones al programa, como el estilo libre de 4×100 metros para atletas con discapacidad visual y un relevo de estilo libre de 4×100 metros para atletas con discapacidad intelectual.

El programa de natación incluirá además dos pruebas de medallas para los atletas con altas necesidades de apoyo en comparación con Río 2016.

“El programa de pruebas con medallas para Tokio 2020 está casi finalizado. Solo quedan decidir algunas categorías de triatlón”, confiesa el presidente del Comité Paralímpico Internacional, el brasileño Andrew Parsons.

“En atletismo y natación hemos creado programas que aseguran una buena sección transversal de eventos para los atletas en todas las clases. Al reducir la cantidad de pruebas en ambos deportes buscamos aumentar el talento en cada campo y asegurar una mayor viabilidad a largo plazo”, apunta Parsons, que asegura que con los relevos mixtos de género habrá “más países participantes”.

Los 22 deportes.

Los veintidós deportes que formarán parte del programa paralímpico de Tokio 2020 son tiro con arco, atletismo, badminton, boccia, piragüismo, ciclismo, hípica, fútbol cinco ciegos, goalball, judo, halterofilia, remo, tiro, natación, tenis de mesa, taekwondo, triatlón, voleibol sentado, baloncesto en silla de ruedas, esgrima en silla de ruedas, rugby en silla de ruedas y tenis en silla de ruedas.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2018/01/28/5a6dff7fe5fdeaac218b456d.html

Kárate, golf y vela, entre los deportes candidatos a los Juegos Paralímpicos de París 2024.

También el fútbol para personas con parálisis cerebral y el fútbol en silla de motor.

Un competidor de kárate adaptado.

Un competidor de kárate adaptado. Foto: laliga4sports.es.

Publicado por marca.com/paralimpicos. Fuente EFE.

El fútbol para personas con parálisis cerebral, el golf, la vela, el fútbol en silla de motor, el kárate y el baile deportivo aspiran a entrar como nuevas disciplinas deportivas en los Juegos Paralímpicos de París 2024.

La Junta Directiva del Comité Paralímpico Internacional (IPC), que se ha reunido en Bonn (Alemania), dio a conocer qué disciplinas deportivas, a través de sus federaciones internacionales, han mostrado su interés en ser incluidas dentro del calendario de los Juegos de París 2024.

Estos deportes han pasado a la siguiente ronda de debate, en la que se seguirá abordando su aprobación como disciplina paralímpica y, en el caso del kárate y el baile deportivo, se encuentran cerca de entrar en el programa olímpico.

Todos estos deportes parecen cumplir con ciertos requisitos básicos del manual del Comité Paralímpico Internacional, incluido el cumplimiento del Código Mundial Antidopaje, el Código de Clasificación de Atletas del IPC, el calendario de competición cuatrienal y el alcance mundial.

“Me gustaría agradecer y felicitar a todas las Federaciones Internacionales que presentaron nuevos deportes y disciplinas para su consideración al programa de París. El hecho de que seis de los once solicitantes avancen a la siguiente etapa subraya la fuerza creciente del movimiento paralímpico”, dijo el presidente del IPC, el brasileño Andrew Parsons.

“Estos seis nuevos deportes, junto con los veintidós que ya están, formarán parte del proceso de solicitud más completo en la historia paralímpica, ya que nuestro objetivo es garantizar que los Juegos de París 2024 presenten los mejores deportes posibles con el atractivo global más fuerte”, confesó Parsons.

Todos estos deportes tendrán hasta el 9 de julio de 2018 para cumplir con los requisitos de solicitud que necesita el IPC en relación a sus regulaciones, coste asociado, cumplimiento y actividades del programa antidopaje, alcance mundial, programa de competencia cuatrienal y procedimientos para asegurar el bienestar del atleta.

La decisión, en enero de 2019.

Tras una revisión exhaustiva de todas las solicitudes, incluido el pleno acuerdo del COI y del Comité Organizador de París 2024, la Junta de Gobierno del IPC anunciará su decisión final sobre el programa en enero de 2019.

El Consejo del IPC decidió que el surf y el taekwondo, en modalidad poomsae, no pasen a la siguiente fase, ya que actualmente no se practican de manera amplia y regular en 32 países, el número mínimo requerido para deportes individuales y disciplinas que se considerarán para la inclusión en los Juegos Paralímpicos.

El IPC también dejó fuera el baloncesto en silla 3×3, la lucha libre y el tiro al plato.

Los veintidós deportes que actualmente forman parte del programa paralímpico son tiro con arco, atletismo, badminton, boccia, piragüismo, ciclismo, hípica, fútbol cinco ciegos, goalball, judo, halterofilia, remo, tiro, natación, tenis de mesa, taekwondo, triatlón, voleibol sentado, baloncesto en silla de ruedas, esgrima en silla de ruedas, rugby en silla de ruedas y tenis en silla de ruedas.

La próxima reunión de la Junta del IPC, en la que se tratarán otros temas, tendrá lugar en Pyeongchang (Corea del Sur) el 7 de marzo, antes de los Juegos Paralímpicos de invierno.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2018/01/28/5a6e04b5e5fdea0d1c8b456e.html