Rusia, fuera de los Juegos Paralímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018.

El Comité Paralímpico sí permitirá a algunos deportistas rusos competir bajo bandera neutral.

Resultado de imagen de Rusia, fuera de los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang

La pista de hielo, de PyeongChang. Foto: AFP.

Publicado por marca.com/paralimpicos.

EComité Paralímpico Internacional (CPI) decidió excluir al equipo ruso de los Juegos Paralímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018 tras los continuos escándalos de dopaje, aunque sí permitirá a algunos deportistas -se estima que entre 30 y 35- participar bajo bandera neutral.

Pese a que no le levanta la sanción, “en reconocimiento de los progresos hechos por el Comité Paralímpico Ruso (RPC) para mejorar sus programas antidopaje”, el CPI permitirá que un grupo de deportistas que cumplan con “unas estrictas condiciones” acudan a los Juegos en aquellos deportes que dispongan de plazas sin cubrir, dentro de los cupos ya aprobados.

Esquí alpino, biatlón, esquí de fondo, snowboard y curling en silla de ruedas son los cinco deportes que aún tienen sitio para los paralímpicos rusos.

Los dos criterios que, a juicio del CPI, no cumple aún el comité ruso para ser plenamente rehabilitado son la readmisión de la Agencia Rusa Antidopaje por parte de la Agencia Mundial (AMA) y una respuesta convincente de las autoridades a las pruebas de dopaje vertidas en el ‘informe McLaren’ que encargó la propia AMA. Sobre este último punto, el CPI tiene “serias dudas” de que Rusia quiera abordar el problema.

El presidente del CPI, el brasileño Andrew Parsons, ha recordado que “en el verano de 2016 se determinó que el sistema antidopaje ruso estaba completamente comprometido, corrupto y abierto a los abusos” y en ese momento era “imposible” determinar qué deportistas “estaban limpios y cuáles no”. Por eso se excluyó al equipo ruso al completo.

“Diecisiete meses después, la fotografía es diferente”, ha añadido. Permitir la participación de ciertos deportistas de esa nacionalidad en Pyeongchang “no impide la limpieza y unas condiciones iguales” para todos los participantes.

El CPI, reunido en la ciudad alemana de Bonn, tomó una decisión que sigue la línea del Comité Olímpico cuando determinó en diciembre que Rusia quedaba fuera de los Juegos Olímpicos, pero no así sus deportistas que podrían acudir bajo bandera neutral. Así lo harán 169 deportistas del 9 al 25 de febrero.

Los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang se celebrarán del 9 al 18 de marzo.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2018/01/29/5a6ef0d1ca4741453e8b4576.html

Anuncios

Vidal, Ponce, Garrote y Andrés, actores paralímpicos revelación de 2017.

Subieron al podio en citas internacionales.

Toni Ponce, Sara Andrés, Sergio Garrote y Álex Vidal

Toni Ponce, Sara Andrés, Sergio Garrote y Álex Vidal.

Publicado por Almudena Riveramarca.com/paralimpicos.

El nombre de Álex Vidal no es ajeno a los podios mundiales. Desde 2009 ha subido siete veces a él, en cuatro ocasiones a lo más alto. Pero el conquistado en Londres (categoría k43, menos de 61 kilos) tras superar con solvencia al japonés Mitsuya Tanaka en cuartos, al ruso Kadibagama Omarov en semifinales y al francés Bopha Kong, líder del ranking mundial, le ha colocado en primera línea de cara a los Juegos de Tokio. El taekwondo entra por primera vez en el programa olímpico en la cita nipona de 2020 y proclamarse campeón del mundo esta vez tiene doble premio: la máxima puntuación en la carrera paralímpica y una beca ADOP que le permitirá centrarse en su preparación.

“Álex es un competidor nato. Su gran virtud es que tiene un ritmo de combate muy alto y es extremadamente agresivo en competición a pesar de pesar poco”, dice de él Rafael Alcázar, el seleccionador. Y lo volvió a demostrar meses después en el Europeo, donde conquistó la plata.

Además de Álex Vidal, que se ha dado a conocer de cara a Tokio, en 2017 también ha llamado la atención Toni Ponce. A sus 30 años, el nadador catalán logró el oro en los 100 braza (SB5) de los Mundiales de México estableciendo un nuevo récord del mundo. También conquistó una plata y un bronce y sólo lleva cuatro años compitiendo. “Al ver las medallas te das cuenta de que todos los sacrificios han merecido la pena”, confiesa.

Estrenos con dobletes

Otro de los actores revelación del mundo paralímpico fue Sergio Garrote, que en su primer Mundial de ciclismo en carretera conquistó dos medallas de bronce. “Yo soy un ciclista con diferentes capacidades, no con discapacidades, porque seguramente lo que yo hago con mis brazos, que los tengo afectados, no lo haría otro”, dice.

Y quien también se estrenó en el podio mundial con doblete fue la atletaSara Andrés, con prótesis en ambas piernas, con sendos bronces en 200 y 400 metros.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2017/12/28/5a44e5ace5fdea20248b4596.html

Ricardo Ten y David Casinos cambian de registro en 2017.

El nadador y el atleta se han pasado al ciclismo.

Publicado por Almudena Riveramarca.com/paralimpicos.

2017 iba a ser, en principio, un año tranquilo pero al final ha sido todo lo contrario. Después de los Juegos Paralímpicos de Río, decidí probar en otros deportes como el esquí alpino o el ciclismo en pista y en carretera con la intención de divertirme. No esperaba tener competiciones internacionales, sólo las de natación”, explica Ricardo Ten a MARCA. Su idea era despedirse en el Campeonato del Mundo de México del deporte en el que llevaba más de 20 años en la élite. Sin embargo, el cambio de fecha por el terremoto de México lo hizo imposible, igual que su buen rendimiento sobre las dos ruedas hizo imposible tener un año tranquilo.

Ricardo Ten, durante una carrera

Ricardo Ten, durante una carrera. Foto: PAOLO MARTELLI.

Así se ganó la confianza de Félix García Casas, el seleccionador nacional, que ya contó con él para una prueba de Copa del Mundo en Holanda donde Ten subió al tercer cajón del podio. Poco después, en el Mundial de carretera de Sudáfrica se colgaría una plata. “Fui con la expectativa de aprender y disfrutar pero tuve suerte porque hubo una caída en la segunda vuelta del circuito, se produjo un corte y tuve la fortuna de poder coger ese corte y acabar en segunda posición. Ya estoy a un nivel muy alto pero mis expectativas son seguir aprendiendo y seguir disfrutando”, dice.

Un tándem de lujo.

Villanueva y Casinos en el velódromo de Galapagar

Villanueva y Casinos en el velódromo de Galapagar. Foto: Álvaro Díaz.

David Casinos también decidió dar un giro a su vida en 2017. Dejó el atletismo tras cinco medallas en Juegos y más de 20 oros entre Mundiales y Europeos para formar un tándem muy potente junto a José Antonio Villanueva, expiloto olímpico y guía paralímpico. “Lo tengo todo: el mejor piloto, un tándem bueno y mucha ilusión y ganas de entrenar”, dice emocionado. “El crono determinará nuestro futuro”, dice.

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2017/12/28/5a44e833e5fdea75388b4586.html.

2017: Un año de película para el “Deporte Paralímpico Español”.

Repasamos lo más destacado del año que acaba.

Publicado por Almudena Riveramarca.com/paralimpicos.

El año que está a punto de bajar el telón ha sido un año de cine para el deporte paralímpico español. Son muchas las imágenes que nos vienen a la mente al echar la vista atrás. También lo hace una sonrisa porque han sido muchos los éxitos. En este flash back cinematográfico, encontramos muchos fotogramas de oro, plata y bronce porque ha habido medallas de todos los colores en los Mundiales de atletismo, ciclismo, esquí, natación, taekwondo, tenis de mesa y triatlón. También en los Europeos que se han celebrado en 2017, como el de fútbol 5 para ciegos, boccia o baloncesto en silla. La banda sonora de este año de película sería, sin duda, el himno español, que tantas veces hemos escuchado gracias a los que han subido al primer cajón del podio internacional.

Los primeros en hacerlo este año fueron Ignacio Ávila y Joan Font. El tándem español se proclamó campeón del mundo de pista en Los Ángeles en un Mundial que no estaba en el calendario. “Empezamos muy bien 2017 siendo campeones del mundo. El balance es positivo porque, además, nos han respetado las lesiones. Pero tenemos que seguir mejorando y trabajando porque no pudimos subir al podio en el Mundial de carretera de Sudáfrica”, explica Ignacio Ávila.

Yo resumiría este año con un notable alto. Ha sido un año con sorpresas porque nos anunciaron el Mundial de pista, que no estaba en el calendario, dos meses antes. Lo preparamos con muy poquito tiempo, entrenando durísimo y al final fuimos campeones. También hemos tenido una parte de aventura con la Titan Desert. El Mundial de carretera que nos dejó un sabor amargo por no poder revalidar el título de campeones del mundo pero volveremos a luchar. Estamos invirtiendo en mejorar los tándem y la posición porque los Mundiales que vienen son muy llanos”, añade Joan Font, el piloto del tándem. “Tenemos las mismas ganas de entrenar que el primer día y de seguir demostrando lo que podemos dar. Esperamos que el 2018 nos traiga alguna que otra alegría”, dice sonriendo.

De momento les traerá más tranquilidad que en años anteriores ya que, gracias al nuevo ADOP, mantendrán la beca de campeones hasta los Juegos de Tokio en 2020. “Así no te ves con el agua al cuello en cada campeonato internacional año a año pero seguiremos trabajando igual que hasta ahora”, añade Ávila.

Además del oro de Ávila y Font, España conquistó en Los Ángeles dos platas más: el equipo de velocidad y Eduardo Santas en el scratch C1-C3. Pero no fueron las únicas medallas en ciclismo. En el Mundial de carretera celebrado en Sudáfrica, la selección regresó con cuatro medallas: plata de Ricardo Ten en C1, dos bronces de Sergio Garrote y otro del triciclista Joan Reinoso en T2.

Una pareja de oro.

Otra cita en la que España hizo sonar el himno fue en el Campeonato del Mundo de atletismo celebrado en Londres el pasado mes de julio, cita de la que regresó con un oro, tres platas y siete bronces. Gerard Descarrega y su guía Marcos Blanquiño repitieron el éxito de los Juegos de Río un año después en la misma distancia, 400 metros. “El oro fue una recompensa al buen trabajo realizado durante años y a la honestidad a la hora de competir. Por otro lado, nos va a aportar tranquilidad en los próximos años y nos va a permitir poder centrarnos exclusivamente en el atletismo de cara a Tokio”, dice Marcos Blanquiño. Descarrega está de acuerdo: “Es una satisfacción al trabajo bien hecho y vamos a poder preparar Tokio sin preocupaciones”.

La reina de la piscina.

Tampoco las tendrá Nuria Marqués, la española más laureada en los Mundiales de natación de México de donde España regresó con 45 medallas (10 oros, 16 platas y 19 bronces). De esas 45, seis llevaron la firma de Nuria (tres oros, dos platas y un bronce). “Salió mejor de los que esperábamos tanto mi entrenador como yo. El Mundial se pospuso dos meses por el terremoto en México y nos dejó bastante tocados a toda la selección. Pero al final nadé las mismas seis pruebas que en Río y gané medalla en las seis. Me quedo con la experiencia nueva de competir en altura. En general, ha sido duro pero con una gran sorpresa: el gran resultado en estos Campeonatos”, dice Marqués.

Éxito también del triatlón español en el Mundial de Rotterdam, de donde regresaron con cuatro podios. Dani Molina encabezó el éxito con un oro y Susana Rodríguez, Jairo Ruiz y Eva Moral le escoltaron con dos platas y un bronce en sus respectivas categorías.

Valera, doblete dorado en Mundial y Europeo.

El palista Álvaro Valera lleva dos décadas sin bajarse del podio internacional en el tenis de mesa. En mayo, el sevillano ganó el oro por equipos junto a Alberto Seoane, que debutaba como titular en un Mundial. En Bratrislava, España sumó dos bronces más por equipos: el de José Manuel Ruiz, Jorge Cardona y Juan Bautista Pérez y el de Miguel Rodríguez y Roberto Eder Rodríguez. Pero en octubre, Valera volvió a saborear el oro en el Europeo de Lasko (Eslovenia). Allí se proclamó campeón de Europa en individual y bronce por equipos. España regresó con siete metales.

Jon Santacana y Miguel Galindo ya están preparándose para los Juegos de Pyeongchang, pero en 2017 siguieron ampliando su palmarés con dos platas y un bronce mundial. Mientras que en taekwondo, deporte que se estrena en el programa paralímpico en Tokio 2020, Álex Vidal subió a lo más alto del podio mundial en la categoría k43, menos de 61 kilos, y conquistó una plata en el Europeo.

La selección española de fútbol 5 para ciegos también ha sido subcampeona de Europa en 2017, tras caer en la final ante Rusia en la tanda de penaltis. En 2018 se celebrará el Mundial en Madrid y el objetivo es conquistarlo en casa.

Y en boccia, el equipo español tampoco faltó a su cita con el podio. Javier Martínez y Wafid Boucherit consiguieron la medalla de bronce por parejas en el Europeo y sumaron para Tokio. Y Javier Reja fue bronce en el Mundial de Piragüismo de Racice (República Checa).

Fuente: http://www.marca.com/paralimpicos/2017/12/28/5a44ea61e5fdeafb358b458f.html

Àlex Roca : El joven con Parálisis Cerebral que recorrerá el desierto del Sahara en la prueba Titan Desert.

 

Pese a tener una discapacidad física del 76%, Àlex Roca se está entrenando para participar en la Titan Desert de este 2018.

El joven con parálisis que recorrerá el desierto del Sahara

Àlex Roca Campillo se prepara para participar en la Titan. Desert (Instagram)

Compartido por Pedro Sánchez Losada.

Publicado por lavanguardia.com/vida.

Àlex Roca tiene claro su objetivo en la vida: comerse el mundo. Y no se espera una meta menos ambiciosa de un joven de 26 años. Pero no siempre resulta fácil sonreír a la vida, y más si se tiene en cuenta que este joven barcelonés sufre una discapacidad física del 76% debido a una parálisis cerebral que sufrió cuando tenía apenas seis meses.

No cuenta con la facultad de hablar y la mayor parte del lado izquierdo de su cuerpo se encuentra prácticamente paralizado, pero nunca niega una sonrisa a nadie, pese a que en su camino se han interpuesto obstáculos en varias ocasiones. Probablemente, uno de los que más le afectaron fue el de no poder contar con un título oficial de integrador social. En 2011, Àlex ingresó en la escuela del Sagrat Cor de Sarrià (Barcelona) para cursar este grado superior deIntegración Social, pero al final del primer año, el centro dijo que no le evaluaría “porque no requiere las condiciones necesarias”.

Todo un revés para el joven que, lejos de hundirle, le dio más fuerzas para aceptar un nuevo reto: correr la Titan Desert este 2018. Los que no le conocen en profundidad le tacharon de loco, pues esta competición de ciclismo de montaña es una de las más duras que existen en el mundo y dura seis días en el desierto de Marruecos. Una prueba más de que la minusvalía que sufre nunca ha sido impedimento suficiente para alcanzar sus sueños.

El desierto es muy exigente, y Àlex lo sabe. Pero ni el calor extremo, ni las fuertes rachas de viento ni las interminables llanuras pueden ponerle freno. Explica a La Vanguardiaque su inmersión en el mundo del deporte empezó en el 2014, cuando se animó a correr La Cursa dels Mossos. Cinco kilómetros que le dieron para pensar seriamente en la opción de entrenar para un triatlón. “Mi hermano Víctor había hecho varias y yo siempre iba a verlo y pensaba lo mucho que me gustaría hacer uno”.

Nuevamente, lo consiguió. En 2016 realizaba en Barcelona su primer triatlón y ahora ya lleva tres hechas. “En un primer momento pensé en hacerla por relevos con mi hermano y mi primo. Pero, conocedor de mi reto, me contactó un chico por Twitter, Roger Tuneu, que me animó a que las hiciera solo y que el me ayudaría. Acepté”, relata. “Esa sensación de cruzar la meta después de nadar, de ir en bici y de correr no se puede describir. No la cambio por nada. Bueno por el 6-1 entre el Barça y el PSG”, bromea.

Àlex quiere repetir ahora experiencia, aunque con algunos puntos más de dificultad, corriendo por el desierto del Sahara. Le acompañará un equipo de cinco personas, entre los que se encuentran su hermano Víctor y su tío José. Algo que no hubiera sido posible sin la ayuda de su sponsor Bwin, que ha cubierto todos los gastos del equipo para esta prueba, así como todo un año de pruebas deportivas.

Antes de contar con la ayuda de la casa de apuestas, Àlex y compañía decidieron emprender un crowdfunding basado en la venda de camisetas con el lema El límit te’l poses tu . A la iniciativa se sumaron personajes tan conocidos como Pep Guardiola Marc Clotet. Recaudaron un total de 2.060 euros, que finalmente, al contar con un potente sponsor, han decidido donar al Hospital Sant Joan de Déu. Sin duda, todo un ejemplo de superación.

En esta experiencia, le acompañarán un equipo de cinco personas, entre los que se encuentran su hermano Víctor y su tío José.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/vida/20171228/433908519903/alex-roca-titan-desert-sahara.html?utm_campaign=botones_sociales_app&utm_source=whatsapp&utm_medium=social

Los niños con Parálisis Cerebral encuentran confianza en el campo de fútbol .

Los niños con parálisis cerebral encuentran confianza en el campo de fútbol

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

Compartido por   Fexdpc-Fexddf , IFCPF – International Federation of CP Football.

Publicado por Joe Roberts para Metro.co.uk.

Si escuchaste el sonido del entusiasmo agudo que llena esta sala en el este de Londres, podrías pensar que este era solo tu club deportivo promedio.

Estarías equivocado. Los niños que hacen el ruido excitado tienen parálisis cerebral, y les apasiona una cosa: el fútbol.

Durante los últimos meses, han estado viniendo al centro deportivo de Leyton Orient para una patada rara con niños con la misma condición.

Los niños con parálisis cerebral, que afecta su movimiento y coordinación, a menudo luchan por encontrar un campo de juego nivelado en la escuela y otros clubes.

Pero bajo la guía de los fisios del North East London Foundation Trust (Nelft) y el entrenador de fútbol Jeff Frazer, los niños, de entre 5 y 10 años, van viento en popa.

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

El entrenador de Leyton Orient, Jeff Frazer, dice que los niños “claramente aman el fútbol” (Foto: Tom Price para Metro.co.uk)

Jeff, de 27 años, dijo que puede ser un desafío involucrar a algunos niños en el fútbol desde el principio.

Él dijo: “Pero estos niños claramente aman el fútbol. “Creo que es importante que puedan jugar con los niños en su nivel. Si los niños jugaran con otros niños que no tienen discapacidades, nunca tendrían un toque de fútbol.

‘Y perderían interés.

“Pero aquí, pueden jugar en igualdad de condiciones”. Y pueden ver si son buenos disparando o goteando “.

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

Los niños se quedan atrapados (Foto: Tom Price para Metro.co.uk)

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

Dijo que los niños eran muy tímidos en la primera semana, pero después de tres sesiones salieron de sus cascarones.

Agregó: “Cuanto más confiados estén, más probabilidades tendrán de probar cosas nuevas.

“Siempre me da una patada al ver sus caras después de una sesión cuando están zumbando”.

La asistente física Natalie Rouncefield, de 40 años, cree que el club es “brillante” ya que les da a los niños su propio “espacio”.

Ella dijo: ‘Los niños son todos diferentes y tienen diferentes habilidades, pero tienen mucha energía.

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

“Esta niña llegó tarde y ni siquiera se quitó el abrigo, corría directamente al campo. “Es a su ritmo, es un campo de juego parejo, y es solo para ellos”. Simplemente no entiendes eso en muchos lugares ‘.

Ella agregó: “Puedes ver el deleite en sus caras, están totalmente comprometidos.

“Cuando llegaron por primera vez e hicieron su calentamiento, uno de los niños mayores se lo pasó a Vinny el más joven y lo ayudó a salir.

“Simplemente quieren interactuar, lo están levantando y están haciendo su ejercicio, lo que no siempre ocurre para los niños con parálisis cerebral”.

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

Anthony Jordan, de 46 años, dice que su hijo Kwasi, de 7 años, nunca dejará de recordarle que lo lleve a cada sesión. Él dijo: ‘Ha jugado fútbol antes, pero los niños con los que ha jugado han sido más capaces físicamente que él.

“Así que mamá aprovechó esta oportunidad para dejar que Kwasi jugara con niños de su capacidad. Caería mucho más de lo que jugaría aquí.

‘Eso es lo que hace que este club sea tan especial. Le encanta el fútbol y el deporte, así que tratamos de mantenerlo lo más activo posible. Creo que tiene mucho que ver con su desarrollo en los últimos años.

“El club ha ayudado mucho con su fisio. Es su parte favorita de la semana “.

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

(Imagen: Tom Price para Metro.co.uk)

Club de fútbol para niños con parálisis cerebral en Leyton Orient

Los niños posan para una foto del equipo (Foto: Tom Price para Metro.co.uk)

Fisioterapeuta Ollie Ryan, de 24 años, recordó que uno de los niños pequeños vino a la primera sesión y se quedó con su padre al principio.

Él dijo: ‘Al final de la sesión, él estaba corriendo entre todos ellos.

“Creo que cambió cuando vio que la gente no estaba allí para hacerle pasar un mal rato”.

Pero al final, estaba tomando todas las penalidades, lo amaba.

“Podrías ver la sonrisa en su rostro correr disfrutando. Fue fantástico de ver “.

Fuente: http://metro.co.uk/2017/12/26/children-with-cerebral-palsy-find-confidence-on-the-football-pitch-7110485/

 

Cuando jugar a “Fútbol” ya es posible para millones de personas con discapacidad.

Nace A-Ball, fruto del empeño y la tenacidad del ex internacional del Valencia, Fernando Giner.

 Compartido por  Javier Pérez y Locos x el Deporte Adaptado.

Ahora se encuentra en fase experimental, aunque es ya una realidad y toma forma en el Pabellón Municipal de Nazaret (Valencia) para presentarse al mundo. Se trata de A-Ball -como el vocablo inglés able (capaz)-, fútbol en silla de ruedas, que aspira a ser paralímpico en el futuro como lo es el baloncesto, pádel o el tenis adaptado.

Un nuevo formato deportivo que se encuentra en periodo de gestación y que cuenta con el auspicio de la Federación Española de Fútbol mientras ya se han iniciado los contactos para homologar las reglas del juego (similares a las del fútbol sala) a través del CSD.

El A-Ball surge a partir de la inquietud del que fuera futbolista internacional del Valencia Fernando Giner.

En todos los equipos que militó se repetía una imagen que no se le borraba: la de muchos jóvenes que esperaban en silla de ruedas para obtener un autógrafo al final de cada partido. «Había chavales que hacía poco tiempo estaban dentro del terreno de juego disfrutando con sus amigos y ya no podían jugar, muchos por un accidente de tráfico», recuerda Giner sentado en uno de los prototipos.

Giner, persona inquieta y creativa, no hacía más que hacerse una pregunta: «¿Qué se podría hacer para que esa gente pudiera decir: ‘Voy a jugar a fútbol otra vez’?»Es decir, idear un mecanismo que hiciese posible recrear lo más parecido a los pies a través de la manos para que volvieran a disfrutar.

Surgieron dibujos, bocetos y artilugios diferentes, pero fue hace poco más de dos años cuando aquel sueño empezó a cobrar vida.

Giner contactó con personas de su entorno para que aquellos bocetos tuvieran sentido. Y ahí aparecen los otros dos pilares claves de esta historia: César Iribarren, ingeniero industrial y profesor de Gestión Deportiva en la UPV, y José Noblejas Granero, dueño de la empresa de ortopedia Ortoprono.

Los tres pusieron el proyecto en común hasta dar con la herramienta (casi) perfecta. «Empezamos a trabajar con una serie de requisitos como que fuera una silla manual, sencilla y a la vez robusta para que se pudiera practicar en todas las partes del mundo», detalla Noblejas, un espectador más que sigue las evoluciones de los pioneros de este nuevo deporte adaptado.

En la empresa de ortopedia empezaron a crearse dispositivos y prototipos desde hace tres años. Fracasaron muchos de ellos, ya que resultaba complicado recrear en una silla de ruedas los movimientos de los pies de un futbolista. «La pregunta que me trasladaron Fernando y César fue: ‘¿Se puede crear el fútbol en silla de ruedas?’ ‘¿Qué no existe?’, les pregunté yo‘. Y no existe. Hubo intentos, pero no reproducen lo que es el fútbol por eso no ha sido reconocido hasta ahora por nadie a nivel federativo», apunta Noblejas.

Después de dos años de ensayos y modificaciones se han acercado a los más parecido a las piernas de un futbolista, donde sólo las habilidades y destreza del jugador en las manos les permite responder sobre una cancha de fútbol sala.

La silla de ruedas para practicar el A-Ball reproduce, en efecto, la forma de controlar, atrapar (mediante unas pinzas) y golpear el balón con los pies mediante dos palancas. Permite orientar el golpeo a derecha, izquierda o de frente; conducir el balón con el interior o el exterior, dejando así el disparo supeditado a la habilidad de quien lo practica. Todo manual, nada electrónico.

«Nos hace a todos iguales. Es un mecanismo ya mejorado. Una silla que permite jugar a fútbol a niños, adultos y a quien quiera», dice orgulloso Fernando Giner, que nos hace una demostración.

El encuentro de ELMUNDO con los grandes protagonistas de esta historia, supone un acontecimiento. Saben que están a las puertas de algo histórico por la trascendencia del proyecto.

César Iribarren, que hace las veces de entrenador, se dirige al equipo con la seriedad de un técnico que espera lo mejor del vestuario. Rondos, alguna filigrana de ‘Tofer’ y Neto y alta competitividad en cada acción del grupo.

«Lo más interesante es ver con la ilusión con la que vienen. Jamás pensaban que volverían a jugar al fútbol. No es fácil empezar, pero al final se vence la primera reticencia cuando empiezan a coordinar con las palancas», apunta César Iribarren mientras los jugadores calientan.

– «Mira, Mira», nos advierte.

«Se vuelven locos por marcar de cabeza en un córner», apunta este ingeniero industrial. Cierto, se vuelven locos.

La vida, en efecto, no se ha acabado para ninguno de ellos, al contrario. Muchos de los jugadores se han apuntado al A-Ball tras pasar por el baloncesto en silla de ruedas o el pádel.

Colaborando con ellos se encuentra un rehabilitador, que trabaja en un hospital. Allí recuerda a aquellos que se han quedado impedidos que el mundo no se ha acabado. «Es satisfactorio cuando ves que progresan», se congratula.

De gira por España

El proyecto creado por estos tres valencianos no ha hecho más que empezar. Tras ser presentado en Alcorcón recientemente, el equipo al completo realizará una gira durante todo un año para dar a conocer el A-Ball. La siguiente parada será en el Hospital Nacional de Parapléjicos, en Toledo, para luego recorrer diferentes ciudades españolas, además de visitar colegios para darlo a conocer a los más jóvenes. Jugar a fútbol ya es posible para millones de discapacitados. «Mi gran ilusión era que pudieran decir de nuevo: ‘Me voy a jugar a fútbol’», recuerda Giner. Y lo ha conseguido.

Fuente: http://www.elmundo.es/deportes/futbol/2017/12/10/5a2c3202ca4741320c8b4623.html